Bajo la amenaza de un paro, Moyano negocia un plus salarial para fin de año

Bajo la amenaza de un paro, Moyano negocia un plus salarial para fin de año
Exigió un bono de $ 4500 para compensar la inflación; se reunirá mañana con los empresarios y si no logra un acuerdo activaría una huelga nacional o una protesta en la Plaza de Mayo
Hugo Moyano intentó mostrarse conciliador en el último diálogo que mantuvo con la cúpula de la cámara empresaria que negocia las subas salariales con la Federación Nacional de los Camioneros. "No quiero problemas en esta época del año, pero ¿cómo hago para decirles a los muchachos que no van a cobrar un bono que recibieron durante los últimos tres o cuatro años", les planteó a los hombres de negocios.

Del otro lado de la línea, lo escucharon en silencio. Las autoridades de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) pulen en secreto una oferta para otorgar como plus salarial ante la escalada inflacionaria. Sería bastante menor a los 4500 pesos que exigió inicialmente el gremio. Pero anhelan con que sea una cifra interesante para evitar la convocatoria a un paro nacional, como había advertido la semana pasada Pablo Moyano, el hijo del líder de la CGT opositora y número dos en el escalafón jerárquico de los camioneros.

Para bien o para mal, la negociación se definirá mañana en la sede del Ministerio de Trabajo de Callao 114. En caso de haber acuerdo, la amenaza de huelga se desvanecerá en la nada. De lo contrario, los camioneros paralizarán sus actividades y eventualmente lo harían el jueves o viernes próximos o después de la Navidad. Tampoco se descarta activar una protesta en la Plaza de Mayo porque desde el gremio consideran que el Gobierno presiona a los empresarios para contener los aumentos salariales.

"Mantenemos la misma postura: vamos a esperar la respuesta de la cámara empresaria para decidir qué hacemos. Pero si no logramos un acuerdo, habrá una medida de fuerza. Puede ser el jueves o el viernes, o la semana que viene. No queremos que después vengan con que somos destituyentes y eso. Es un reclamo legítimo", dijo a LA NACION Marcelo Aparicio, número tres de los camioneros.

Desde la Fadeeac, se mostraron confiados en alcanzar un acuerdo. "No estamos cerrados en un no absoluto. Vamos a intentar llegar a una solución", dijo a LA NACION uno de los jerárquicos de la federación, que está integrada por 45 cámaras empresariales.

En los últimos días creció la preocupación entre los empresarios porque, según ellos, "hay asambleas y paros encubiertos de dos horas por turno" desde hace dos semanas. Perciben cierta "animosidad y mala intención".

Desde 2009 que el gremio de Moyano acuerda un plus salarial a fin de año. A veces suele ser como un premio a la productividad, pero otras, como ahora, sería a modo de compensación por la inflación. En 2012, el bono fue de 1850 pesos.

Facundo, otro de los hijos de Hugo Moyano, también está cerca de cerrar un extra por la inflación para los empleados de los peajes. Lo anunciaría el viernes ante sus afiliados en un brindis de fin de año al que asistiría como invitado estelar el diputado Sergio Massa.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, planteó que no iba a homologar este tipo de acuerdos porque no están dentro de los alcances de la paritaria. Sin embargo, hasta los gremios más kirchneristas reclaman una suma adicional. Por fuera del ámbito del ministerio, negocian también un plus salarial el sindicato de Comercio, la Uocra, los metalúrgicos y algunos sectores de los estatales de UPCN. Para ellos, el diagnóstico es similar al de Moyano: la inflación avanza, voraz, y ya superó el techo del 28% anual..

Comentá la nota