Bajo presión, liberan más dinero para obras sociales

El Gobierno les pagó 175 millones de pesos por el retraso de la deuda; Caló le pidió cambios a Korenfeld

Por Nicolás Balinotti |

Una sensación extraña, mezcla de incertidumbre y sospecha, se apodera de los gremialistas cada vez que se percatan de que el reparto de los fondos de sus obras sociales es parte de un mecanismo puramente discrecional. El grifo financiero depende de la santacruceña Liliana Korenfeld, una kirchnerista de la primera hora que la Presidenta ubicó al frente de la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS).

La cúpula de la CGT más cercana al Gobierno visitó ayer a Korenfeld en su despacho del tercer piso de la Superintendencia, en Sáenz Peña 530, el epicentro donde se montó anteayer una protesta fogoneada por Luis Barrionuevo y Hugo Moyano , referentes de las otras dos centrales.

Tras el apretón de manos, la funcionaria y los sindicalistas celebraron el pago de unos 175 millones de pesos a los gremios en concepto de una primera entrega correspondiente al Subsidio de Mitigación de Asimetrías, el nuevo sistema de reintegros que la SSS anunció el 5 de septiembre pasado. El Gobierno prometió liberar un total de 2000 millones en un año.

Con este pago inicial, se beneficiaron gremios aliados y opositores. Barrionuevo recibió algo más de 4 millones, mientras que Camioneros, cerca de 6. Los montos son sobre la base de la cantidad de afiliados y la masa salarial. El sindicato que más dinero recibió fue el de empleados de comercio: unos 20 millones de pesos. Armando Cavalieri, su referente, estaba ayer eufórico. Eso sí, se le derrumba el entusiasmo después de hacer cuentas y constatar que el Estado aún le adeuda unos 200 millones, aproximadamente.

Cavalieri fue uno de los que participaron de la reunión con Korenfeld. También asistieron Antonio Caló, José Luis Lingeri y Andrés Rodríguez. Los cuatro salieron "conformes". El más optimista de ellos comentó: "El dinero comenzó a aparecer. Existe un compromiso político en pagar todo".

La liberación de fondos apacigua lentamente los ánimos después de que la SSS dejara en suspenso por un mes la resolución 1200, que ajustó valores de los reintegros y limitó los servicios médicos para los afiliados con discapacidad.

Esta resolución provocó críticas de todo el arco sindical. "Sólo un gobierno militar puede sacar una resolución así", se había quejado Oscar Lescano. Ayer, el líder de Luz y Fuerza advirtió: "No creo que el Gobierno la deroge [a la 1200]. Sería dar un paso al costado. Pero nos van a tener que matar para tocar a las obras sociales". A la prestadora médica de Luz y Fuerza le adeudan seis meses de reintegros.

Por parte de la CGT oficialista, Lingeri le entregó en mano a Korenfeld una propuesta con cambios a la normativa 1200. El gremialista de Obras Sanitarias es un especialista: ocupó el mismo cargo durante el menemismo. Lingeri solicitó que se modifique la medida que les quitaba servicios a los afiliados con discapacidad; que se contemplen los reintegros por algunas medicaciones específicas, y pidió que se agilice el tratamiento de los expedientes con un sistema online.

El reclamo para digitalizar los expedientes viene de larga data. Moyano todavía colonizaba la SSS cuando comenzó a gestionarse. Pero el argumento que dio Korenfeld sorprendió a todos. "Estamos faltos de personal", se excusó.

La explicación subió incertidumbre. Si no se agilizan los expedientes, el resto de la deuda que exigen los gremios podría ser incobrable. Y la CGT, lo sabe.

Los millones de la caja sindical

Los gremios exigen el dinero del Fondo de Redistribución

15000

Millones de pesos

Piden los gremios al Estado por los aportes retenidos en el Fondo de Redistribución Social (FRS)

2000

Millones de pesos

Es el monto que reclaman por reintegros por tratamientos de alta complejidad. Es la deuda de la desaparecida Administración de Programas Especiales

Moyano rechaza postularse en 2013

El líder de la CGT opositora, Hugo Moyano , volvió a descartar ayer la posibilidad de ser candidato a diputado nacional el año próximo. "No me seduce ser legislador, no me encuentro, soy un tipo ejecutivo", dijo el camionero, en diálogo con Radio 10. Moyano organiza un paro nacional para fin de mes, con Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli..

Comentá la nota