Balance de la Asociación Bancaria seccional Mar del Plata

Como es costumbre, ante la llegada del fin de un nuevo año, hacemos un balance de gestión, y al analizar los hechos, nos congratulamos de ver en la balanza el peso del positivo, ya que nuevamente fuimos construyendo, entre todos, bases y cimientos para el proyecto del año que viene.
Terminamos el año volviendo después de dos décadas a ocupar una de las secretarias importantes en la conducción de la C.G.T. local con la presencia de nuestro secretario general MIGUEL GUGLIELMOTTI como secretario de administración.

Día a día, se nos presenta un nuevo desafío, el constante ingreso de afiliaciones, nos da la tranquilidad de saber que estamos por un buen camino, el de la confianza y el reconocimiento de todos los bancarios.

Lo importante es vivenciar que cada avance lo hacemos entre todos y cada uno de nosotros tiene un relevante rol en nuestro gremio, el de la pertenencia, y decimos día a día, paso a paso, porque luego de ver, hasta no hace mucho tiempo nuestro Sindicato en la peor de las crisis, debíamos reparar y comenzar de nuevo.

En el marco de nuestra Seccional, nos abocamos a custodiar de cerca el bienestar de nuestros compañeros, realizando inspecciones periódicas en los bancos, a fin de garantizar los derechos laborales, como así también el estado socio-ambiental de desenvolvimiento.

Debido a ello, y como iniciativa de esta Seccional, hemos concluido en el lapso de este año, la lucha iniciada en el Banco Supervielle, debido al cumplimiento estricto del horario laboral, hoy absolutamente regularizado.

En ese derrotero, hemos conseguido que a los empleados del B.C.R.A., que se desempeñan en esta ciudad, se les efectivice el pago del adicional zona veraniega, que nunca había sido reconocido.

El conflicto más destacable, por lo inusual o bien por carecer de antecedentes en el ámbito del Ministerio de Trabajo regional, es el de moobing o boosing, por el que fueran afectadas varias compañeras. Merced a la movilización, a la participación activa de los delegados de todos los bancos, logramos erradicar al funcionario acosador de nuestra Seccional, dejando un claro mensaje para todo el resto.

En el ámbito del Secretariado Nacional, se ha llevado a cabo una elección histórica, ya que participaron tres listas, y la triunfadora, liderada por el Cro. Sergio Palazzo, la conformaron cuatro compañeros de nuestra Seccional, lista que al obtener el 87,9% de los sufragios, nos sitúa en la obligación de redoblar el esfuerzo y el compromiso para no defraudar la confianza que nos han depositado.

Luego de la crisis a la que se hizo referencia, quedaba una deuda pendiente, el recupero de los Servicios Sociales Bancarios, y con mucho orgullo, podemos decir que estamos dando el puntapié inicial para brindar salud a los afiliados, sanear definitivamente nuestra obra social y recuperar poco a poco las prestaciones médicas que nos corresponden.

Estamos trabajando por y para los jóvenes, buscamos dejarles un camino allanado, si bien nuestras patronales son complejas, porque el sistema financiero tiene y maneja el poder del dinero, deben estar preparados para defender las conquistas obtenidas en la historia, y es llamativamente gratificante ver a los más jóvenes, en cada marcha, en cada evento, participar activamente y expresando vivamente su pertenencia al Sindicato.

Los afiliados jubilados, también ocupan un lugar de prioridad en nuestros proyectos, y si bien escapan a nuestras manos las mejoras de sus haberes jubilatorios, tratamos de compensarles el derrotero de la vida, facilitando las posibilidades de recreación y proporcionando las factibilidades de realizar viajes por distintos puntos del país.

En el otro lado de la balanza, queda lo inconcluso, la salud y la recomposición de los haberes jubilatorios, buscar el modo de acompañar una justa reforma tributaria, terminar de lleno con las tercerizaciones laborales, lograr una nueva Ley de Entidades Financieras al servicio de la producción y el empleo, lograr una verdadera igualdad de derechos respecto de nuestras compañeras, a partir del trabajo de la novísima Secretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad.

Tal lo expresado, paso a paso, día a día, estamos consolidando las premisas que nos propusimos hace tres años, a veces concretadas y otras postergadas, pero con la seguridad de que no olvidamos ninguna de nuestras propuestas, seguiremos construyendo para mejorar lo mejorado y concretar aquellos objetivos, que algunas veces nos parecieron imposibles.

Sólo existe una forma de construcción, la colectiva, la solidaria, la cotidiana, que solo se efectiviza con la participación, con el aporte de las voluntades de cada uno de nosotros desde cualquier lugar de desempeño, puntualizando el problema y buscando solución, en la unidad a pesar de las y teniendo siempre presente que la organización, es nuestra principal arma y escudo contra cualquier circunstancia.

Comentá la nota