La Bancaria convocó a un paro en la Caja Popular para el viernes 30

La Bancaria convocó a un paro en la Caja Popular para el viernes 30
La medida fue anunciada ayer, durante el abrazo simbólico a la entidad crediticia convocado por el gremio bancario. Denuncian persecuciones contra los empleados de la institución. Piden su normalización.

En el marco del duro enfrentamiento que mantiene con el Gobierno de José Alperovich, la Asociación Bancaria de Tucumán (AB) convocó a un paro total de actividades en la Caja Popular de Ahorros para el próximo viernes 30. La medida fue anunciada ayer durante una protesta convocada por el gremio bancario y que consistió en un abrazo simbólico a la entidad crediticia estatal, a los fines de reclamar el cese de su intervención, que lleva 10 años, y la devolución de los 172 millones de pesos del fondo de garantías que el Poder Ejecutivo reemplazó por títulos públicos.

Minutos antes de las 11.00, un nutrido grupo de manifestantes de la AB, encabezados por el dirigente nacional, Carlos Cisneros, y el secretario general del gremio en Tucumán, Eduardo Bourlé, iniciaron una manifestación al frente de la institución, acompañados por referentes de la CGT y la CTA disidentes.

El acto de protesta tuvo como oradores a Cisneros, al titular de la CTA, Salvador Agliano, al líder de la CGT "rebelde", Jesús Pellasio, y al secretario general de Libres del Sur, Federico Masso.

Los dirigentes coincidieron en sus críticas al Gobierno provincial, al que acusaron de haber "usurpado los fondos de la CPA" y de utilizar "los servicios de inteligencia (por el D2 de la Policía) para perseguir a los dirigentes sociales y sindicales".

Además, condenaron los "métodos represivos instaurados en la Caja por el nuevo interventor (Armando Cortalezzi)" y por "los traslados persecutorios a dirigentes y militantes de la AB".

Luego, Cisneros anunció que la Asociación Bancaria, en el orden nacional, "convocó a un paro en la Caja Popular de Ahorros de la Provincia de Tucumán, para toda la jornada y en todas las casas, delegaciones y sucursales, para el próximo viernes 30".

El sindicalista sostuvo que la medida de fuerza está motivada por "el clima insoportable de persecución que deben sobrellevar los empleados de la CPA a raíz de la presencia de patovicas y apretadores" y a "la presencia de punteras pagas que agreden, persiguen y roban a las compañeras mujeres de la Caja".

También protestarán por "las faltas en que incurre el Destacamento Policial de la Caja, el que no tan sólo no protege al personal, sino que actúa en coordinación con los patovicas y punteras" y debido a "los traslados y rotaciones persecutorios a los dirigentes y empleados de la CPA".

A su turno, Masso sostuvo que acompañaron el reclamo para pedir "el esclarecimiento de actividades ilegales de inteligencia y persecución sobre dirigentes, como las que han denunciado los compañeros de la AB. Son prácticas de otras épocas. Ya hubo un interventor de la Caja que se fue por su pasado vinculado con la dictadura, el Gobierno ni los tucumanos tenemos que permitir éste tipo de personeros en la democracia", lanzó.

Comentá la nota