La Bancaria denuncia extraños pagos por "asesoría" a Cacho Cortalezzi

La Bancaria denuncia extraños pagos por "asesoría" a Cacho Cortalezzi
La Asociación Bancaria denunció “pagos irregulares por presuntos asesoramientos al interventor de la Caja Popular de Ahorros, Armando Cacho Cortalezzi”.

En ese sentido, exhibieron copia de un recibo “en concepto de anticipo por asesoría de Presidencia, por 8 mil pesos, extendido el 20 de agosto, y firmado por Julio Baigorria, quien es empleado de la Caja Popular, y recibiría una paga extra en forma indebida”.

Los representantes de La Bancaria señalaron que “existirían más comprobantes similares, por ejemplo por asesoramiento publicitario a nombre del Coyote Amaya. Estos pago se harían todos los viernes, y su responsable es el jefe de Proveedores, Alejandro Rodríguez, conjuntamente con el gerente Luis Gómez Salas y el propio interventor Cortalezzi”.

“De esta forma es como se consiguen adeptos e incondicionales. Y más llamativo aún es el silencio del Tribunal de Cuentas, cuando es sabido que parientes de altos miembros de ese organismo asesoran a Cortalezzi. Eso no tendría que ser motivo para que el Tribunal de Cuentas mire para otro lado. Pero en el Tucumán de Alperovich donde la justicia es parcial, puede pasar cualquier cosa”, indicaron el secretario general Eduardo Bourlé y el secretario adjunto Rubén Moisello.

También denunciaron, entre otras irregularidades, que “el Club Tucumán Central hizo una rifa el 19 de julio, y 24 horas antes tendría que haber depositado el canon de 240 mil pesos. Sin embargo, hasta el 21 de agosto solo depositaron 74 mil pesos. Casualmente, Cortalezzi era un conocido barrabrava de ese club, en tanto que el conocido manipulador de urnas Mario Ludueña figura como tesorero”.

“Así administra Cortalezzi la plata de los tucumanos. La Caja está pésimamente administrada, porque el gerente general y Cortalezzi solo se dedican a sus intereses personales y a perseguir a las trabajadoras y trabajadores que no les son obsecuentes. En la Caja no hay gestión, y lo decimos con los papeles en la mano.”

Finalmente, remarcaron que “la mala administración y la persecución a los empleados lleva por ejemplo a que la Caja Popular sea el único banco de la República Argentina en el que se tenga que pedir la licencia ordinaria con 10 días de anticipación y encima la denieguen”.

Comentá la nota