La Bancaria recusó a una jueza por considerarla funcional al gobierno

COMUNICADO DE LA ASOCIACION BANCARIA DE TUCUMAN

En el marco del dilatado conflicto que mantiene la Asociación Bancaria con el gobernador Alperovich y el interventor de la Caja Popular, Cacho Cortalezzi, por la apropiación indebida de 200 millones de pesos pertenecientes a ésa Institución (...)

(...), en una muestra más del sometimiento que hace este gobierno de las instituciones y demás poderes del Estado, una jueza intervino a favor de un afiliado acusado de graves inconductas para con la Asociación por la reiterada violación de sus Estatutos y acciones en perjuicio de sus compañeros.

La Asociación Bancaria de la Seccional Tucumán recibió diversas denuncias por parte de afiliados perjudicados por conductas de otros afiliados en perjuicio de ellos mismos y de la Asociación, en especial el libre ejercicio de las actividades sindicales, las cuales fueron tratados en el marco del proceso que Establecen las normas vigentes, que cuentan con la aprobación del Ministerio de trabajo de la Nación.

En ese sentido, siguiendo el procedimiento establecido se comunicaron de manera fehaciente las denuncias existentes a cada uno de los denunciados a efectos que cada uno de ellos ejerciera su derecho de defensa, derecho que fue ejercido por todos ellos a excepción del afiliado, Julio César Baigorria, asesor del interventor Cortalezzi (Conforme artículo periodístico del diario Contexto del día 24/08/2013), y sobre el que pesan gran cantidad de causas penales en especial por amenazas reiteradas, quién jamás se presentó por si o por terceros en el proceso pero que, sin embargo, acudió al Juzgado de la Dra. Susana Hanssen, por intermedio de sus familiares, argumentando que se encontraba enfermo y que producto de ello no había podido ejercer su derecho de defensa. Todo ello, aún cuando no se encontraría agotado el proceso interno dentro de la Asociación, puesto que se tratarían los casos por el Congreso Nacional de gremio, dando así una segunda oportunidad a los acusados para su defensa. En caso que ello sucediera, La Asociación Bancaria ha dispuesto abonar traslados en avión, estadías y pago de los días no trabajados a los acusados, para que no tengan ninguna excusa para no defenderse, situación no tenida en cuenta por la magistrada.

Aquí se producen una serie de contradicciones por parte de la jueza quién, entre otras cuestiones, dio por sentado, sin producir ninguna prueba al respecto, que lo que decían los familiares del Sr. Baigorria respecto de su enfermedad, era cierto, no hubo ningún perito médico que realizara la constatación. Tampoco verificó que tal situación hubiese sido comunicada oportunamente al proceso que le seguía la Asociación Bancaria pese a haber sido efectivamente notificado en reiteradas oportunidades.

El fallo de la Jueza, que denotaría falta de conocimiento de los hechos, tal vez originado en que no se ha escuchado en este acotado proceso a la Asociación Bancaria, indica que el Sr. Baigorria es directivo del sindicato cuando en realidad es un candidato suplente, el nro. 16, por lo cual las expectativas de su ingreso como dirigente son muy remotas y en cuanto a las cualidades personales tampoco podría compararse a esta persona con quienes si son dirigentes, teniendo presente que el Sr. Baigorria cuenta con más de 40 procesos penales en su contra entre los que se cuentan amenazas reiteras, estafas, robo, cobro de sumas de dinero, entre otras.

Da por sentado la Jueza Hanssen que La Asociación Bancaria debió conocer la supuesta enfermedad de Baigorria, pese a no haber sido notificada nunca por parte de éste o sus familiares ¿Cómo pretende la jueza que la Asociación Bancaria tenga conocimiento del supuesto estado de salud de Baigorria? La Asociación Bancaria representa a trabajadores bancarios, es un sindicato, no es el departamento de Inteligencia de la Policía de Tucumán (D2), bajo las órdenes del Poder Ejecutivo del Gobernador de la Provincia Alperovich.

Tampoco la jueza hace mención alguna al conflicto colectivo que mantiene la Asociación Bancaria con la Caja Popular cuya notoriedad nadie desconoce, pareciera que la jueza, Dra, Susana Hanssen si. Sin embargo, esta misma jueza que hoy se declara competente y dicta un fallo totalmente reñido con el derecho entendiendo que es el ámbito de su competencia hacerlo, es la misma que hace apenas unos meses se declaró incompetente ante una presentación de la afiliada Claudia Noguera Uraga quién fuera víctima de un traslado compulsivo por parte de la intervención de la Caja Popular de quién el nombrado Baigorria es asesor rentado, siendo que es madre soltera de tres hijos, habiendo sido discriminada y sufrido un escandaloso caso de violencia de género por el sólo hecho de solidarizarse con los 36 trabajadores que fueron despedidos de la Caja Popular.

De manera que, en un nuevo caso que deja al descubierto como funciona la justicia en Tucumán, sometida al poder ejecutivo provincial, una jueza se declara competente o incompetente para conocer en un caso según se lo ordenen y dicta una sentencia de la misma manera.

La Asociación bancaria de Tucumán presentó, a través de su Secretario General Eduardo Bourlé y con el acompañamiento de su letrado el Dr. José Díaz, la recusación de la magistrada por considerar que se la ha privado de la aplicación de justicia y el cuidado del derecho de todos. Solicitando, además, que esta jueza no intervenga en el futuro en causas relacionadas con la Asociación Bancaria.

Comentá la nota