Los bancarios no acatan la conciliación

A pesar de que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, el gremio ratificó el paro de actividades de mañana e informó que el viernes habrá plenarios de delegados "para definir cuál será el plan de lucha que iniciaremos la semana próxima ante la intransigencia de las cámaras patronales, que no presentaron una propuesta" de mejora salarial, tal como lo exige la Asociación Bancaria.
Durante una conferencia de prensa, Sergio Palazzo afirmó que la medida fue tomada luego de que "solo uno" de los presidentes de las cámaras empresarias se presentara a la reunión que el gremio convocó y en la que pidió que se garantice el pago de 1800 pesos "como adelanto de paritarias" hasta tanto se llegue a un acuerdo global.

También exigen la reducción del régimen horario a siete horas y media, que se solucionen "los problemas (por el traspaso) de categorías", que se frenen "los despidos encubiertos" y se "cumpla el convenio colectivo" del sector.

"Pedimos disculpas, pero tenemos que tomar esta medida porque no tenemos un acuerdo que satisfaga las expectativas", dijo el gremialista al anunciar que mañana no habrá actividad.

Aunque no precisó el porcentaje del incremento que piden, Palazzo detalló que "la recomposición debe ser acorde a la suba de precios y el impuesto a las ganancias, y también debe contemplar las siderales ganancias que tuvieron las empresas del sector financiero, que llegaron a un 41 por ciento de rentabilidad".

Además, sostuvo que ante la medida de fuerza los clearing bancarios "se trasladarán por 24 horas" y que el abastecimiento de billetes en los cajeros automáticos "será una previsión que deberán tener las empresas", de manera tal que satisfaga la demanda de los usuarios.

Comentá la nota