Bancarios amenazan con paro esta semana si no hay acuerdo en la paritaria

Bancarios amenazan con paro esta semana si no hay acuerdo en la paritaria
Se trata de una negociación clave para el Gobierno, ya que suele convertirse en referencia para el resto de los sectores. El gremio pide definir esta semana el aumento
ELIZABETH PEGER Buenos Aires

El estancamiento de las negociaciones salariales que mantienen desde hace días el gremio que agrupa a los trabajadores bancarios y las cámaras empresarias del sector amenaza con derivar esta semana en la paralización de las actividades de los bancos, justo en un período clave por las festividades de fin de año. La Asociación (AB), el sindicato que conduce el dirigente Sergio Palazzo, emplazó el viernes a los representantes de las entidades financieras a que presenten este miércoles una “propuesta suficiente para renovar la escala salarial” con la firme amenaza de convocar a un para general en el sector.

Las discusiones para renovar el convenio salarial de la actividad, que vence el próximo 31 de diciembre, se iniciaron hace dos semanas, pero aún no hubo avances concretos en la negociación. El gremio reclama una “suma puente” para el trimestre enero-marzo en torno a los $ 1.800 mensual, cifra que representa un incremento del 25% sobre el salario conformado inicial de la actividad y propone volver a negociar en marzo el incremento para el resto del año tomando como piso esa mejora. Sin embargo, las discusiones por ahora están lejos de esas cifras.

“Hasta ahora las cámaras no presentaron una propuesta seria. El miércoles es el límite: si no presentan una propuesta suficiente para renovar la escala salarial el gremio convocará a un paro”, advirtió la Asociación Bancaria a través de un comunicado de prensa. Al respecto, el dirigente Eduardo Berrozpe remarcó que “la propuesta de aumento debe ser acorde con la realidad del alza de precios y las elevadas ganancias de los bancos” y aseguró que, en promedio, “esas ganancias fueron este año un 41% superiores a las del ejercicio 2011”.

La paritaria bancaria es clave para el Gobierno, ya que su resultado suele convertirse en una referencia ineludible para el resto de los gremios y empresas que en su mayoría negocian los aumentos a partir de marzo. Un año atrás los bancarios acordaron el pago de una suma fija puente hasta mayo equivalente a una mejora salarial del 24%, que luego pasó a ser el modelo a seguir por la mayoría de los gremios, situación que terminó desarticulando la pretensión oficial de contener los aumentos en torno al 18%.

El reclamo actual del gremio de Palazzo por una suba del 25% también amenaza por en jaque la estrategia de la Casa Rosada, que según estimaciones sindicales y empresarias, apuntaría a establecer una pauta de 20% para los incrementos de sueldos.

Comentá la nota