Los bancarios no atenderán al público desde las 11.30

Los empleados bancarios se sumaron a los gremios que están en conflicto, ante la falta de respuestas a pedidos de aumentos salariales y frente al intento del gobierno, por poner un techo a las negociaciones paritarias. Realizarán asambleas desde las 11.30 sin atención al público. Situación de los gremios en general

El secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, ratificó la jornada de protesta con asamblea y retención de tareas que realizará hoy este gremio, al tiempo que confirmó el paro de 24 horas para el martes próximo, tras falta de acuerdo en las negociaciones paritarias.

El sindicalista advirtió que en el caso de que el Ministerio de Trabajo dicte conciliación obligatoria, "seguramente no lo acataremos" y responsabilizó al gobierno de "presionar para que se firmen paritarias a la baja". 

Aceiteros de paro

El paro iniciado por la Federación de Obreros Aceiteros, por tiempo indeterminado, afecta a cuatro terminales portuarias de la zona sur del Gran Rosario, donde se encuentran sin operar cinco buques de gran porte, informaron fuentes gremiales. 

La huelga de los aceiteros fue dispuesta después de una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación, en una conciliación obligatoria que venció el lunes, en el marco de un conflicto por las paritarias, donde el gremio exige un 42 por ciento de aumento para las categorías más bajas y hasta el 48 por ciento para las más altas.

El sector empresario alertó que la medida de fuerza afectará el abastecimiento de aceites a la cadena comercial doméstica y paralizará los embarques de exportaciones y el ingreso de divisas, en pleno apogeo de la cosecha de soja y maíz.

Conciliación para metalúrgicos

En un intento por contrarrestar la ola de conflictos, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en la negociación salarial de los metalúrgicos, que habían anunciado un paro de 36 horas a partir de la cero hora de hoy.

Fuentes de la cartera laboral informaron que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que conduce el jefe de la CGT afín al Gobierno, Antonio Caló, ya fue notificada de la medida, lo que desactivaría la huelga, y añadieron que el jueves a las 15 habrá una reunión entre las partes en el ministerio conducido por Carlos Tomada.

No ponen techo

En ese marco, el ministro de Economía, Axel Kicillof, negó que el Gobierno quiera implementar un "techo" a las negociaciones paritarias, pero advirtió que no avalará que empresarios acuerden aumentos salariales "pensando en subir los precios".

"En el marco de la discusión salarial, que es entre cada sindicato y la patronal, la paritaria es totalmente libre. Lo que el Gobierno no va a avalar es que un empresario diga 'bueno, yo aumento los sueldos, total lo llevo a precios después'. Y eso lo escuché yo de algunos empresarios", señaló.

A pesar de esto, los sindicalistas afirman que el gobierno presiona para imponer techos a la negociación salarial.

El secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que existe "una presión total del Gobierno" a sindicatos y empresarios para establecer un tope "del 25 o 26 por ciento" a la negociación salarial.

También se sumó, el secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano, quien señaló que "nuestros salarios se van licuando día a día, y hoy encima ponen un cepo al aumento salarial".

"Hablan de paritarias libres, pero dicen que únicamente podemos firmar por el 25 por ciento", puntualizó Maturano.

Mercantiles a la espera

Otros gremios como el mercantil, están a la espera de la aprobación del acuerdo alcanzado con los empresarios donde se había logrado un incremento de 30 por ciento más dos sumas fijas por única vez pero que la cartera laboral se negó a homologar, según consignaron voceros sindicales.

Protesta de universitarios

Por su parte, profesores universitarios agrupados en la Conadu Histórica iniciarán mañana una jornada nacional de protesta de 48 horas, y desde el jueves se sumarán los de la Universidad Tecnológica Nacional, en apoyo a sus demandas salariales. 

La protesta de la Conadu, que afectará las universidades nacionales incluirá radios abiertas, movilizaciones y clases públicas, en reclamo de un aumento salarial de 40%. 

El paro de la Asociación Gremial de Docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (FAGDUT) se realizará el jueves sin asistencia a clases, en apoyo del reclamo de un incremento salarial del 35%.

Ambos gremios rechazaron el ofrecimiento salarial del 22% que propuso el gobierno y dispusieron las medidas de fuerza pese a que el próximo martes se reanuda la ronda de la paritaria nacional en el ministerio de Educación. 

Al paro de la Conadu Histórica adhirieron docentes universitarios y preuniversitarios, además de las universidades de Río Cuarto y Rosario, que pertenecen a otra federación, junto a organizaciones de base de la casas de altos estudios de Patagonia Austral, Litoral, San Luis, Cuyo, Jujuy, Luján y San Juan.

El secretario general de la FAGDUT, Ramón Maróstica, dijo que el ofrecimiento salarial del gobierno "cosechó el rechazo de todos los sindicatos por ser insuficiente e irritativa, porque no contempla el notable aumento de precios al consumidor de los productos alimenticios". 

El paro abarcará a las 29 Facultades Regionales de la UTN, el Instituto Nacional Superior del Profesorado Técnico, el Colegio Siemens y el Centro de Estudios Mar del Plata. El gobierno había ofrecido 22% de aumento, pagadero en dos cuotas de 12% en junio y la restante de 10% en el segundo semestre que fue rechazado por ambos gremios.

Con todo esto no parece haber surtido efecto la última decisión oficial. El lunes, el ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció una "reducción" en el Impuesto a las Ganancias para los trabajadores que tienen un salario bruto de entre $15 mil y $25 mil por mes. La rebaja se instrumentará a través de una modificación en las escalas que tiene el régimen impositivo.

Según las cifras que entregó el funcionario, la medida representará un aumento promedio de 6% en los salarios de bolsillo de los trabajadores casados que ganan menos de $25 mil por mes. En el caso de los solteros, el salto será de casi 5 por ciento.

Kicillof había sido terminante al informar que el mínimo no imponible, es decir el piso a partir del cual los trabajadores ingresan a Ganancias, no será modificado y continuará en 15 mil pesos. El anuncio no aquietó las aguas de las protestas gremiales.

Comentá la nota