Los bancarios aún buscan un arreglo que no enoje a Trabajo

Los bancarios aún buscan un arreglo que no enoje a Trabajo
Siguen explorando las fórmulas para lograr que el Gobierno avale el acuerdo salarial.
El ministerio de Trabajo suspendió ayer un encuentro entre las cámaras empresarias y los sindicalistas bancarios. Las partes “iniciaron negociaciones directas sobre la cuestión salarial”, según informó la cartera dirigida por Carlos Tomada. Aunque tanto los bancos como los gremios se llamaron ayer a silencio, en el sector privado explicaron que “el aumento ya está arreglado y hasta, en algunos casos, se está pagando”.

" Lo único que se está buscando es encontrar la forma de poder presentar el acuerdo de una forma que sea aceptable para el Gobierno ”, explicaron.

La Bancaria arregló un acuerdo con las cámaras del sector para el pago de una suma fija de $ 1.444 y otro desembolso por única vez de $ 770. Eso daba un promedio mensual de $ 1.700 mensuales. El acuerdo iba a regir por un trimestre.

Sin embargo, una vez que se conoció este entendimiento, el ministerio de Trabajo presentó objeciones. Citó a las partes por enterarse a través de “medios periodísticos” que habían acordado aumentos sin la participación oficial.

Algunos bancos ya habrían pagado la primera cuota del acuerdo preparitario, aún sin la aprobación de Trabajo. En la mayoría de las entidades analizaban qué medida adoptar. “ No queremos un disgusto ni con los empleados ni con el Gobierno ”, murmuraban. “No sería parte de la paritaria, sino un pago a cuenta hasta encontrar una solución”, agregaron ejecutivos del sector privado, que pidieron no ser identificados.

Los bancos están agrupados en cuatro cámaras empresarias: los de públicos y privados (ABAPPRA), los de capitales extranjeros (ABA), los de capital nacional (ADEBA) y la Asociación de la Banca Especializada.

El sindicato bancario quedó especialmente en la mira, ya que la Presidenta lo mencionó el lunes a la noche, cuando anunció una suba del 20% en la aplicación del impuesto a las Ganancias. Cristina Fernández de Kirchner planteó que las negociaciones salariales en ese sector “se hacen con una rentabilidad asegurada” de las entidades financieras, por lo que le reclamó a los dirigentes sindicales una discusión “racional”, ya que a su entender el resultado impacta en otras actividades.

El sindicato bancario analizó la posibilidad de una huelga para el lunes 4 de febrero, en caso de no acordar con las entidades. A fines de 2012 (el 27 de diciembre), el gremio bancario hizo paro y amenazó con otro de 48 horas para enero en caso de no llegar a un acuerdo con las entidades.

El Banco Central señaló que no permitirá ciertos incrementos en las comisiones bancarias. “Si los márgenes serán más acotados, el negocio cambia”, argumentaron en una entidad.

Coment� la nota