Bancarios condicionan paritarias a la reincorporación de los despedidos en la Caja Popular

Dicen que no aceptarán condicionamientos en las negociaciones paritarias que comenzarán en los próximos días y advierten que no estarán si antes no se resuelve la reincorporación de los 36 empleados
Así lo decidieron este jueves al término de un plenario de Secretarios Generales de la Asociación Bancaria (AB), según informó el secretario de prensa Eduardo Berrozpe. “La negociación no tiene que tener techo, tiene que ser libre, con la estructura de costos de las empresas de consumo masivo y de servicios sobre la mesa‘, explicó Berrozpe.

El vocero de La Bancaria dijo que ‘los empresarios han hecho un colchón de precios bien mullido en estos meses”.

El dirigente explicó que el convenio colectivo vigente vence el próximo 31 de diciembre y que a partir de enero los trabajadores del sector ya tienen que comenzar a cobrar los nuevos importes.

Berrozpe indicó que el sindicato pide una ‘negociación seria‘ con todos los instrumentos que permite la informática y los datos de costos con que cuenta la Secretaría de Comercio Interior.

Los bancarios consideran que los bancos de plaza ‘han seguido teniendo rendimientos excepcionales‘ y que para definir el incremento salarial también tienen que tomarse en cuenta “el precio de los bienes de consumo y de los servicios‘ de la familia”.

Según informó Berrozpe, el plenario denunció que el secretario general de la AB, Sergio Palazzo, “fue amenazado telefónicamente en su persona, a su esposa y sus hijos” en oportunidad de su visita a Tucumán con motivo de celebrarse el Día del Bancario en esa provincia.

El conflicto remite a 36 despidos producidos en 2012 en la Caja Popular de Tucumán y que de acuerdo con la intervención del Ministerio de Trabajo, deberían haber sido reincoporados. El plenario del sindicato “repudió” el hecho, según informó Berrozpe, quien indicó que la organización ‘condicionará su firma en cualquier acuerdo paritario y su participación al diálogo social a la reincorporación de los 36 despedidos de la Caja Popular”.

Se estima que las negociaciones paritarias se extenderán por cuatro meses, y que al igual que en los últimos 10 años, el sindicato aceptará un pago a cuenta por parte de los bancos, hasta el cierre definitivo.

En los últimos años, La Bancaria prefirió llevar la definición de la negociación hasta mediados de marzo para así entrar en consonancia con las cifras que cierren el resto de los sindicatos que comienzan a cerrar sus acuerdos por esa fecha.

Berrozpe también informó que el sindicato aspira a cerrar “un acuerdo por un año en un solo pago”

Comentá la nota