Los bancarios convocaron a la unidad del movimiento obrero

Los bancarios convocaron a la unidad del movimiento obrero
El titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, dijo que "no hay que construir una CGT oficialista ni opositora sino que represente los intereses de los trabajadores". Además afirmó que "la Presidenta está más permeable a escuchar los reclamos" tras el resultado de las primarias.
El secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, convocó ayer a la "unidad" del movimiento obrero y llamó a "no caer en el divisionismo" estéril. "No hay que construir una CGT oficialista ni opositora, sino que represente los intereses de los trabajadores", dijo.

El dirigente nacional, que fue titular de la seccional de Mendoza del gremio y trabajador de ese banco provincial, disertó en el Coloquio de IDEA sobre la responsabilidad de los trabajadores y el sector empresario en la sustentabilidad económica. Antes, habló con LA CAPITAL y consideró necesario hacer "una autocrítica como gremialistas para alcanzar la verdadera unidad" sindical. "No hay que despolitizar a la CGT sino despartidizarla, que es distinto.

Separados no podemos avanzar en los temas que tenemos que resolver. Es hora de discutir la unidad desde una visión amplia y generosa", sostuvo Palazzo. Y admitió que la unidad no se logra "por una deficiencia nuestra como dirigentes, que solemos ser egoístas y sectarios y miramos la porción de poder que vamos a tener en la central de trabajadores en lugar de observar otras cosas más importantes".

Palazzo tildó de "estéril" la fractura de la CGT y convocó a la unidad de todas las expresiones gremiales y políticas. "Cinco centrales de trabajadores no han mejorado la calidad de representación. En este tiempo podríamos haber obtenido más cosas si hubiéramos estado juntos", se lamentó.

Para el titular de la Bancaria, gremio que se retiró hace algunos meses del consejo directivo de la CGT Azopardo por desavenencias con Hugo Moyano respecto de "la partidización de la CGT", es necesario "un cambio en la mentalidad dirigencial". Además pidió no regresar a "la década opresora, privatizadora y flexibilizadora de los 90" y condenó las tercerizaciones en la actividad bancaria.

Al ser consultado sobre la gestión del Gobierno nacional, Palazzo calificó como un "avance" el aumento del piso del mínimo no imponible a 15.000 pesos brutos para el pago del impuesto a las ganancias. Aunque reclamó eliminar el impuesto de forma definitiva y llevar adelante las reformas tributaria y financiera. "Después del resultado de las elecciones primarias, noto que la Presidenta está más permeable a escuchar los reclamos", dijo. Y agregó:

"Hay que utilizar el poder con responsabilidad política. Primero están siempre los trabajadores. Por eso, La Bancaria critica al Gobierno cuando se equivoca, con responsabilidad, pero lo elogia y lo respalda en sus aciertos, como en el caso de las paritarias que permiten discutir salarios y condiciones de trabajo. Nosotros opinamos políticamente de todos los temas, pero no partidizamos la Asociación Bancaria. Esto nos posibilita tener libertad de expresión e independencia política".

Palazzo destacó que La Bancaria es hoy "la tercera actividad mejor paga" del país -superada por minería y petróleo-, precisó que el gremio afilió 23.000 nuevos trabajadores y resaltó el fuerte apoyo que obtuvo el 31 de julio, cuando la Lista Celeste y Blanca que conduce se impuso en todo el país por más del 87 por ciento de los votos. También recordó que hubo quienes procuraron la intervención de la Bancaria, "lo que hubiese impedido todas las conquistas obtenidas" en materia salarial y laboral. "Asumimos el compromiso de no defraudar a los trabajadores. Se terminó el tiempo de la angustia, la tristeza y la posibilidad de intervención del gremio. La Bancaria cambió para bien, maduró y emergió de un momento complicado. Es un pasado reciente que hemos sepultado", expresó.

Por último, Palazzo abogó por la defensa de la política de derechos humanos en los gremios y por el ingreso a los bancos de personal con capacidades diferenciadas. A su vez condenó la discriminación, el maltrato y el acoso que sufren las mujeres en la actividad.

Comentá la nota