Bancarios y estatales se reunirán para definir medidas de acción conjuntas

Dirigentes de la Corriente de Opinión Sindical, que integran ATE, la CGT y la CTA, entre otras agrupaciones, y la conducción de la Asociación Bancaria de Tucumán (AB), tienen previsto reunirse este lunes para empezar a delinear un plan de acción conjunto en medio del conflicto con el Gobierno por el manejo de la Caja Popular de Ahorros (CPA).
A las 11.00, en la sede de la AB, sita en calle Congreso al 600 de la Capital, representantes de esos sectores realizarán un plenario para evaluar medidas frente a lo que denunciaron como "una persecución de dirigentes" del gremio bancario por parte del nuevo interventor de la CPA, Armando Cortalezzi. El plan de lucha que surja de la asamblea también será para repudiar "los actos de espionaje y seguimiento a dirigentes sindicales por parte del Gobierno a través del D-2 (Departamento de Inteligencia Criminal de la Policía)", según anticipó a EL SIGLO el dirigente Martín Rodríguez, de ATE.

Como se viene informando, la AB y el Poder Ejecutivo mantienen un duro enfrentamiento por el manejo de la CPA, que recrudeció a partir de la decisión oficial de cambiar por títulos públicos más de 170 millones de pesos del fondo de garantía de seguros que la entidad crediticia estatal tenía depositados en plazo fijo.

En la asamblea convocada para hoy los dirigentes abordarán también los pasos a seguir frente a la decisión de Cortalezzi de decretar un asueto para este lunes, por tareas de desinfección.

En el gremio entienden que la disposición adoptada por el ex legislador tiene por finalidad impedir que los empleados de la institución participen de las actividades que la AB organizó por el Día del Empleado Bancario, que se conmemora mañana.

Del cónclave gremial participarán Carlos Cisneros y Eduardo Bourlé, de la AB; Rodríguez, de ATE; Jesús Pellasio, de la CGT; Pedro Mamaní, de Camioneros y Salvador Agliano, de la CTA.

El Frente Intersindical definirá nuevas medidas

En otro orden de consideraciones, el Frente Intersindical, en el que confluyen la CGT, CTA, Barrios de Pie y la CCC, entre otras instituciones, definirá también este mediodía la continuidad del plan de lucha iniciado la semana pasada, con cortes de ruta en toda la provincia, para exigir distintas reivindicaciones laborales y salariales. El sector, que el último miércoles fue recibido en la Casa de Gobierno por los ministros Edmundo Jiménez y Enrique Zamudio, de Gobierno y Desarrollo Social, respectivamente, espera una respuesta de las autoridades sobre un petitorio en el que reclaman, entre otras cuestiones, un salario mínimo de 5.000 pesos.

Voceros del Frente anticiparon que, de no surgir antes una propuesta por parte del Gobierno frente a los planteos realizados, el próximo jueves volverán a cortar calles y rutas.

Comentá la nota