Bancarios movilizados en Tucumán anunciaron un paro nacional

Bancarios movilizados en Tucumán anunciaron un paro nacional
Miles de bancarios de todo el país se movilizaron ayer en Tucumán, en contra de la represión que militantes de ese gremio sufrieron la semana pasada. Reclaman la reincorporación de 36 trabajadores a la Caja Popular de Ahorros. La columna de bancarios alcanzaba las siste cuadras de largo.

| El secretario general de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, anunció ayer la realización de un paro nacional el próximo 29 de mayo, en repudio a la represión policial del miércoles 13, durante una movilización en las puertas de la Caja Popular de Ahorros (CPA) de la provincia. El dirigente lo anunció durante el acto que se realizó en la plaza Independencia, como cierre de la movilización nacional que se realizó por las calles del centro de San Miguel de Tucumán.

Alrededor de 8 mil personas se movilizaron ayer por el centro de la capital tucumana. Gente de todos los rincones del país participaron, de 53 seccionales de la AB. Fue pacífica y con una destacada organización.

"Este es un gremio que defiende a sus trabajadores en todo el país. Pedimos la cabeza del asesino mayo que dio la orden de matar a nuestros militantes", disparó por alta voz Palazzo, en un escenario improvisado debajo de las escalinatas de Casa de Gobierno.

La marcha partió de Congreso al 60, sede gremial, marcharon por la city tucumana y luego desembocaron en la Plaza. La columna tenía más de siete cuadras de largo.

"Exigimos la reincorporación de 36 trabajadores despedidos. Felicito a Tucumán por no bajar bandera que costó 22 compañeros heridos, 4 operados", dijo en otra parte de su discurso.

El martes, el juez Juan Francisco Pisa dictó una restricción de acercamiento contra dirigentes de AB y en contra de los ex empleados de la CPA que participaron en los incidentes de la semana pasada en la institución. Los mencionados en la resolución no podrán acercarse a la entidad financiera provincial a menos de 300 metros y deberán abstenerse de realizar manifestaciones contra empleados y familiares de dicho lugar.

En este sentido Palazzo opinó que "hay que ser caradura para dictar una resolución así cuando nos balearon a nosotros, piden que la justicia actúe cuando en definitiva la justicia siempre actúa en contra nuestro".

Palazzo también se refirió al gobernador José Alperovich al que calificó de "un dictador que conduce los destinos de Tucumán. Acá hay un gobierno que no tiene despacho en mandar a matar".

A su vez comentó que "la represión necesita del silencio que a veces es resignación" y se preguntó "si nosotros podemos controlar a 10 mil personas movilizadas cómo puede ser que el gobierno no pueda hacerlo con unos cuantos policías porque según ellos nadie dio orden de reprimir, entonces hay dos cosas o son cobardes que no se hacen cargo de sus decisiones o son mentirosos".

Más adelante sostuvo: "Alprovich, usted sabe quien dio la orden y si no lo explica o lo hecha es porque seguramente usted es el culpable".

Por su parte el dirigente nacional, el tucumano Carlos Cisneros resaltó el apoyo de Palazzo en todo el conflicto. "Que se cumpla con lo decretado por Trabajo y se reincorpore a los 36 trabajadores cesanteados. Recibí dos cartas documentos, una de Jorge Gasenbauer (ministro de Seguridad) y otra de Paul Hofer (secretario de Seguridad), desconociendo la represión. O sea que la policía actúa libremente".

Por el reclamo, en el que se solicitó la reincorporación de cesanteados, ayer no abrieron sus puertas los bancos, aunque la casa central de la CPA atendió con normalidad aunque fueron vallados sus ingresos por las calles 25 de Mayo y San Martín.

Debido a la movilización fue casi imposible circular en vehículos por el microcentro y las calles de los alrededores debido a que la columna se movilizó por distintos sectores.

Los cruces entre el Gobierno y la AB se desencadenaron en 2012, cuando el PE tomó $ 172 millones de los fondos de garantía de la Caja Popular, a cambio de Letras del Tesoro. La situación entre ambas partes se tensó a principios del 2013 cuando no le renovaron el contrato a 36 personas afines a dirigentes de la Bancaria.

Coment� la nota