Los bancarios, de paro por 24 horas

La Asociación Bancaria ratificó el paro nacional convocado para hoy, con asistencia a los lugares de trabajo pero sin atención al público.
El secretario adjunto, Sergio Palazzo –en ausencia de Juan José Zanola, en prisión por el caso de medicamentos truchos–, sostuvo que el gremio paralizará las tareas bajo las consignas de adecuación salarial, falta de seguridad, derogación del impuesto a las Ganancias a los trabajadores y en denuncia del incumplimiento de los acuerdos convencionales por parte de los bancos. La Bancaria también reclama la reincorporación de los despedidos sin causa.

Eduardo Berrozpe, secretario de Prensa de la Bancaria, sostuvo en un primer momento que durante la jornada de protesta de 24 horas “no habrá excepciones respecto de la atención al público”. Esto es que ni siquiera se les abonaría a los jubilados, “a quienes siempre los bancarios han atendido, (pero esta vez) les pido que acompañen la protesta”, manifestó. Sin embargo, pocas horas después el dirigente bancario revirtió la posición y comunicó la decisión, “teniendo en cuenta una tradición de este gremio, atender el pago a jubilados, siempre y cuando eso no afecte su seguridad y la del personal”.

El sindicalista apuntó que aunque “el diálogo sigue abierto, no se registraron avances” en las negociaciones con las cámaras de bancos. También acusó a las entidades financieras de no respetar los términos de la última conciliación obligatoria.

La medida de fuerza puertas adentro será acompañada por manifestaciones de protesta definidas por cada una de las 53 seccionales de la Bancaria en todo el país. El paro afectará a unos 90 bancos y empresas vinculadas, incluyendo las instituciones de capital extranjero. En la última acción gremial de la Bancaria, en la protesta que tuvo lugar el 5 de agosto, el paro tuvo un alto acatamiento en las principales ciudades del país, pero resultó más débil en las localidades del interior.

Comentá la nota