Bancarios van por un piso salarial del 25% y amenazan con medidas de fuerza

Bancarios van por un piso salarial del 25% y amenazan con medidas de fuerza
El gremio y los bancos iniciarán la próxima semana la negociación ante la falta de una convocatoria oficial de la cartera laboral. Rechazan acordar un aumento por 18 meses
ELIZABETH PEGER Buenos Aires

Después de haber acordado el pago de un suplemento especial para el primer trimestre del año, el gremio bancario retomará la próxima semana la discusión con las cámaras que agrupan a las entidades financieras para definir el incremento salarial para el resto del año, negociación que arrancará con el reclamo de un piso del 25% para el aumento y la amenaza de un escenario de conflicto si se demora un entendimiento.

Las negociaciones paritarias del sector arrancarán la semana próxima en encuentros informales fuera del ámbito del Ministerio de Trabajo, que –según denunciaron desde el sindicato bancario– aún no convocó a las partes para iniciar la discusión. La Asociación Bancaria (AB), el gremio que conduce el dirigente moyanista Sergio Palazzo, anticipó que irá al encuentro con los representantes Adeba, ABA y los bancos públicos sin un pedido formal, pero con la meta de rechazar de plano cualquier ofrecimiento por debajo del 25%. “Esperamos recibir una propuesta, pero la base es el porcentaje que representa la suma fija del primer trimestre”, explicaron desde el sindicato.

Justamente a fines de enero y pese al rechazo del Ministerio de Trabajo que se negó a homologar el entendimiento, el gremio y los bancos acordaron el pago de una suplemento de $ 1.440 hasta marzo más un adicional de $ 770 en tres tramos, lo que representó una mejora total del 24,2% sobre el salario inicial del convenio. Pero esa suma puente venció el 31 de marzo por lo que, ante la falta de convocatoria de la cartera laboral, la AB decidió apurar la negociación con las cámaras empresarias en la apuesta de acordar el aumento definitivo que debería regir con los salarios de este mes.

“El Ministerio sigue demorando la negociación y presionando a los empresarios”, se quejaron en la Bancaria, donde especularon que la propuesta inicial de aumento que ofrecerán las cámaras rondará el 20% (una suma de $ 1.440 replicando el suplemento puente del primer trimestre), un esquema que no conforma al sindicato.

Además, cerca de Palazzo también anticiparon cualquier posibilidad de acordar un incremento salarial por un plazo mayor al año, como ocurrió en el caso de la paritaria de Luz y Fuerza que cerró un aumento escalonado del 31,6% para un período de 18 meses. Ese modelo es el que el Gobierno aspira a imponer en una serie de paritarias clave que arrancarán en los próximos días, como la de la UOM (que ya anticipó un reclamo de un incremento anual del 35%), la construcción, comercio y los gremios del transporte (ferroviarios y la UTA).

A diferencia de las paritarias previas del sector bancario, la negociación de este año se presenta más compleja, lo que sumado a la demora en la apertura de la discusión formal con la mediación de Trabajo ya puso en guardia al gremio, que advirtió que pondrá en marcha un plan de lucha si no se define el aumento antes de fin de mes.

Comentá la nota