Los bancarios reiterarían las medidas de fuerza si no son escuchados

Los bancarios reiterarían las medidas de fuerza si no son escuchados
Con piquetes en la city se cumplió el paro de actividades convocado a nivel nacional. Al no haberse formalizado la mesa paritaria, los trabajadores decidieron iniciar un plan de lucha que anuncian continuarán la próxima semana de no obtener respuestas.
En consonancia con lo dispuesto por la comisión directiva a nivel nacional, la filial local de la Asociación Bancaria, adhirió ayer al paro y movilización por las calles de la city tucumana. En las primeras horas de la mañana, el microcentro se despertó con una ruidosa manifestación, con escraches a las fachadas de las entidades bancarias, obstaculizando el paso vehicular.

La movilización fue encabezada por el secretario general Eduardo Bourlé quién dijo “salimos a la calle porque se agotaron todas las instancias y no hubo respuestas por parte de los bancos a nuestros planteos. Es evidente la falta de voluntad de la patronal bancaria para hacernos una propuesta”.

Debido a la interrupción del tránsito se vivieron escenas curiosas. A poco de que se diera inicio al reclamo, algunos automovilistas, sobre todo taxistas, circularon en sentido contrario por calle Maipú para lograr escapar del bloqueo.

De acuerdo al gremio de los bancarios, hoy habrá actividad normal en cada una de las firmas crediticias.

Mientras tanto, Bourlé amenazó con decir que si no son convocados por el Ministerio de Trabajo de la Nación, podrían iniciar el año con un paro de actividades. Recordamos que desde esa sede gremial piden un 35 por ciento de aumento salarial. Contrario a lo que estaba sucediendo por calle San Martín al 600, la Caja Popular, según afirmó su titular Armando Cortalezzi, la atención fue normal, al igual que lo que se espera para la jornada de hoy.

A nivel nacional, se supo que Sergio Palazzo, secretario general del gremio, afirmó en conferencia de prensa que, “ante la falta de respuestas” en la negociación salarial, resolvieron llevar a cabo la medida de fuerza. No responderán a la resolución dispuesta por el Ministerio de Trabajo. Hoy viernes definirán un “plan de lucha para la semana que viene”.

Los representantes gremiales bancarios decidieron realizar un paro total de actividades, por lo que ayer jueves las entidades financieras permanecieron cerradas.

En rueda de prensa, Palazzo señaló: “Desde el 15 de noviembre que tratamos de evitar esta situación, pero nos vemos obligados ante la falta de un marco institucional adecuado que nos debería ofrecer el Ministerio de Trabajo” para negociar las paritarias.

Los bancarios reclaman una recomposición salarial -contó el representante sindical- que, entre otras cosas, atenúe “el impacto de la inflación” y la falta de aumento del piso del “mínimo no imponible”.

En el mismo sentido, Palazzo apuntó contra la “intransigencia” del sector patronal, que -aseguró- no accede a dar el aumento que reclaman los bancarios “pese a las extraordinarias ganancias que han obtenido, que fueron de un 41% mayor a las de 2011”.

“Las cámaras empresarias no acercaron siquiera una propuesta. Queremos una suma de $1.800 a cuenta de lo que se acuerde en paritarias”, sostuvo Palazzo, quien estuvo acompañado por el secretario de Prensa de La Bancaria, Eduardo Berrozpe.

Los sindicalistas reclamaron además que la Asociación de Bancos de la Argentina, que engloba a las entidades de capital extranjero, “no trabe las negociaciones, como suele hacer, porque siempre es la última cámara en acordar”.

Con respecto a una posible extensión del paro al día de hoy viernes, el secretario general de los bancarios en principio lo desestimó.

“Durante esa jornada habrá plenarios generales en diferentes lugares del país, para definir un plan de lucha de cara a la próxima semana”, estimó. “Es insólito que nos dicten la conciliación obligatoria, sobre una reunión a la que ellos mismos no convocaron. No la vamos a acatar”, adelantó el gremialista.

Comentá la nota