Bañeros: estado de alerta por deuda salarial

Los guardavidas de las piletas municipales esperan cobrar hoy sus sueldos para desactivar el estado de alerta que ayer incluyó una quita de colaboración hasta el mediodía.
Los trabajadores confirmaron a El Tribuno que si no les depositan sus salarios continuarán con las medidas de fuerza y las piletas permanecerán cerradas.

En plena temporada volvió a reflotar el conflicto con los bañeros de las piletas municipales. Se trata de 38 guardavidas que están repartidos entre el balneario Xamena, natatorio Nicolás Vitale y Juan Domingo Perón: la comuna capitalina los contrató desde el 25 de noviembre, hasta el 25 de febrero, pero hasta ayer no habían cobrado nada.

Un principio de solución apareció ayer al mediodía cuando autoridades de la Municipalidad se comprometieron a efectivizar el pago.

“En algún momento nos dijeron que ayer iban depositar nuestros salarios, pero no pasó nada. No creemos más nada porque nos dan vueltas y vueltas”, se quejó uno de los delegados de los bañeros del balneario Xamena.

En ese natatorio, por la medida de fuerza, el ingreso se habilitó a las 14 mientras que la pileta Alvarado estuvo cerrada y la del complejo El Tribuno no habilitó el ingreso.

En el complejo Nicolás Vitale el personal de mantenimiento y de enfermería pasa la misma situación y también adhirieron a la medida.

Comentá la nota