Baretta espera un llamado para dialogar y advierte sobre una posible movilización

En el marco del conflicto entre el Ejecutivo y el Sindicato de Empleados Municipales a partir de la búsqueda de un acuerdo salarial, por la que en diciembre del año pasado se firmó un documento, la secretaria general del gremio de los trabajadores de la comuna, Mónica Baretta, marcó que va a esperar hasta hoy a que se los convoque al diálogo y agregó que, de no ser escuchado el sindicato, convocará a todos los empleados municipales a una movilización que tendría lugar mañana al mediodía.
En un comunicado, Baretta destacó que “el día 21 de diciembre de 2012 se firmó el acta de acuerdo salarial, que comprende también otras medidas, como evaluar recategorizaciones, asignación de ropa, pase de 36 horas a quienes están próximos a jubilarse y pase de jornalizados con tres años de antigüedad a planta permanente”. “En la discusión por el aumento salarial el señor intendente, ante todos los presentes, desautorizó a la contadora Laura Angelini y nos pidió que en adelante si teníamos algo que conversar lo hiciéramos directamente con él mismo o con la Dra. Daneri”, manifestó la dirigente gremial, agregando: “Me sorprende ahora que sea la Sra. Angelini quien haga declaraciones y que ejerza un apriete al empleado municipal diciendo que si ‘dan el aumento’ recortarán las horas extra, o que quiera poner en contra de los empleados a la comunidad manifestando que para cumplir con lo firmado tendrían que aumentar las tasas”.

Negociación

Por otro lado, Baretta habló de las exigencias del Sindicato. “Quiero recordar que este gremio pidió en su primer reclamo un 50% de aumento. Les pareció descabellado. Replanteamos el pedido en un porcentaje menor: Un 30% más y el 20% que el intendente daría. Tampoco les pareció bien”, explicó, para continuar marcando: “Hicimos un programa de aumento en forma escalonada, para beneficiar con más aumento desde la categoría más baja y descendiendo a la más alta. Tampoco lo aceptaron. Fue ahí que se les presenta el pase de los $ 500 al básico, donde el intendente, sin poner obstáculo, lo firmó conforme, conjuntamente con Daneri y Angelini. Hoy manifiestan que el Municipio no va a poder cumplir con lo acordado”.

Aunque la dirigente señaló: “Es mucho más grave que la señora Angelini quiera desprestigiar nuestra propuesta diciendo que los más beneficiados son los que más ganan. Por qué no dicen cuántos son los que tendrían ese privilegio y quiénes son los de categorías más altas”.

“Abusos”

Así, Baretta destacó que “quizás, para realizar ahorros que permitieran cumplir con el aumento deberían tener en cuenta muchos abusos que se realizan, recuperando así dinero que está perdiendo nuestro municipio”, y resaltó que esto tal vez no ocurre “porque se perjudicaría a ciertos funcionarios que estando dentro del municipio prestan servicios para su propio beneficio”. “¿Por qué digo esto? Porque la ley es clara, ningún funcionario público puede prestar otro servicio o ser proveedor y acá está pasando esto. Interpretan la Ley como les parece y siguen beneficiándose”, manifiesta.

En este marco, la secretaria del sindicato de municipales sostuvo que su gremio siempre está dispuesto a sentarse a hablar con el Ejecutivo, pero que éste jamás tuvo la predisposición de hacerlo. “Todos saben que yo he pedido de muchas formas, personalmente y por reiteradas notas, que lleguemos al dialogo. He esperado hasta 7.30 horas sentada, sin ser atendida. Cuando no me atienden, no dejan de atenderme a mí, demuestran que no les interesa el empleado municipal”, enfatiza, agregando: “No pueden decir que se preocupan por la Justicia Social si no les interesan las necesidades de quienes tienen las categorías más bajas ($ 2.060 categoría 1). Se está jugando con el plato de comida de nuestros hijos. Quizás sea porque los funcionarios de mayor jerarquía cobran cerca de 20.000 pesos de sueldos, mas los gastos de representación”.

Día clave

Con todo esto, Baretta marcó que “como responsable del gremio” va a esperar hasta el día de hoy a que se “convoque al diálogo” y anticipó que si esto no ocurre habrá una manifestación. “De no ser escuchados, el día miércoles convoco a todos los empleados municipales a partir de las 12 del mediodía en el palacio municipal a luchar por el bienestar de nuestras familias”, adelantó.

Por último, la dirigente destacó que no hay que tener temor de reclamar. “Debemos cuidar nuestra fuente de trabajo. No vamos a permitir que nos roben nuestros derechos. Somos muchos, tenemos fuerza y un gremio que está vivo”, culminó.

Comentá la nota