Barrionuevo deberá explicar hoy ante la Justicia sus polémicas declaraciones

Barrionuevo deberá explicar hoy ante la Justicia sus polémicas declaraciones

El dirigente sindical es investigado por el presunto delito de sedición y asociación ilícita, luego que el gastronómico advirtiera que "los conflictos se van a acelerar".

La justicia federal de Mar del Plata citó a declarar al dirigente sindical Luis Barrionuevo en una investigación penal por el presunto delito de sedición y asociación ilícita, luego de que el gastronómico advirtiera que "los conflictos se van a acelerar". 

El fiscal federal Pablo Larriera citó a Barrionuevo para hoy a las 11, en instalaciones de la Fiscalía Federal General de Mar del Plata, ubicada en Viamonte 2216, según consignó laagencia NA.

Fuentes judiciales informaron que Barrionuevo brindará declaración testimonial porque sus dichos sobre el aceleramiento de los conflictos podrían estar relacionados con una investigación preliminar de esa Fiscalía marplatense por el presunto delito de sedición y asociación ilícita iniciada en diciembre de 2013, a partir de los acuartelamientos de policías y saqueos a comercios ocurridos en ese entonces. 

El miércoles pasado, en declaraciones al Canal 26, Barrionuevo manifestó: "La Presidenta dijo que si la inflación llegaba al 25 por ciento estallaba la Argentina. Lo dijo y vamos a estar en el 40 por ciento de inflación. Así que la que preanunció lo que viene es la propia Presidenta, por eso digo: no sabe dónde está parada".

En la mañana del viernes pasado, el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió que la Justicia investigue al dirigente gastronómico porque su declaración "constituye un delito de acción pública".

En ese marco, la Fiscalía Federal N°2 se decidió citarlo en condición de testigo, "sin perjuicio del válido ejercicio del derecho a la libre expresión de todo ciudadano" y "teniendo en cuenta el tenor de tales afirmaciones así como el rol institucional que el nombrado ejerce".

La investigación de la justicia marplatense fue iniciada en diciembre de 2013 a través de una resolución firmada por el fiscal federal general, Daniel Adler, donde se determinó que "el autoacuartelamiento de personas pertenecientes a las fuerzas de seguridad que portan armas de fuego implica un alzamiento en armas contra los poderes públicos reprimida en la ley penal argentina".

Por esa razón, Adler encomendó investigar la posible comisión del delito de asociación ilícita agravada y sedición en concurso real, es decir, todas aquellas circunstancias vinculadas a la insurrección tanto de una fuerza armada o de un grupo de personas que, atribuyéndose los derechos del pueblo, buscara deponer algún poder público o peticionar en su nombre.

Entre los días 8 y 9 de diciembre de 2013 se produjo una ola de saqueos y ataques en la ciudad de Mar del Plata, -que se replicó en distintos puntos del país- por lo que la reciente advertencia del sindicalista puso en alerta a la Fiscalía y por tal motivo se ordenó su inmediata citación en dicha investigación.

Comentá la nota