Barrionuevo: "Por suerte, la culpa de la suba del dólar es de Obama"

Barrionuevo:

Declaró en Mar del Plata en la causa por saqueos y respondió con ironía a las acusaciones oficiales

Señalado como uno de los instigadores de posibles conflictos sociales, el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo declaró ayer por los saqueos de diciembre pasado y aprovechó el viaje de la presidenta Cristina Kirchner a Roma, donde se reunirá con el Papa, para descargar toda su ironía.

"Creo que quiere ayudarla para que termine el mandato", sostuvo el sindicalista tras su presentación ante el fiscal federal Juan Pablo Larriera. Pero, fiel a su estilo histriónico, continuó: "Sería bueno que también nos convoque al Momo [Venegas], Moyano [Hugo], a Barrionuevo... y le vamos a dar una mano, pero no creo que ella quiera".

De elegante sport, el titular de la Uthgra se sentó durante 20 minutos ante Larriera para declarar como testigo en el marco de una causa que tiene su punto de partida en los saqueos a comercios de esta ciudad durante el fin de año de 2013, mientras se cumplía un paro de policías de la provincia.

"Le manifesté [al fiscal] lo mismo que la Presidenta: si hay un 25 o 26 por ciento de inflación, el país vuela por los aires", dijo Barrionuevo, que presentó como prueba el audio de la jefa del Estado durante un viaje que hizo a Estados Unidos, en la conferencia que dio en la Universidad de Harvard; además, le entregó al funcionario judicial un recorte del diario Página 12.

"Aporté al fiscal una nota de cuando Cristina [Kirchner], siendo senadora, le pedía la renuncia al [presidente] Fernando de la Rúa", recordó el líder sindical.

Afiliados a su gremio, algunos con bombos y redoblantes, acompañaron a Barrionuevo en su visita a la Fiscalía Federal N° 2. Allí se tramita el expediente sobre los saqueos en Mar del Plata, causa que llevó al fiscal general Daniel Adler a atender cualquier situación que permita interpretar un riesgo para poderes del Estado. En ese contexto, y a partir de su pronóstico público de un "estallido", se convocó al gremialista para que sumara su testimonio.

Para Barrionuevo, la citación sólo se explica en el marco de una "acción política" y sostuvo que buscan intimidarlo. "Estoy acostumbrado a que los Kirchner me citen, siempre tuve esta persecución. Fuimos los sindicalistas, en la calle, los que recuperamos la democracia mientras los Kirchner estaban debajo de la cama", remarcó.

En cuanto al posible riesgo de una reacción popular que pueda derivar en saqueos, Barrionuevo sostuvo que así como la Presidenta "preveía problemas con 25% de inflación, hoy el escenario es más grave porque los cálculos para este año rozan el 40%". Para evitar conflictos en la calle, Barrionuevo instó al Gobierno a adoptar medidas con las entidades sociales que encabezan las demandas. "Que le den de comer al pueblo con anticipación, lo tienen que hacer ellos", dijo Barrionuevo a LA NACION.

Antes de concluir, volvió a la ironía. "Por suerte la culpa por la suba del dólar se la echan a Obama (Barak) y no a Moyano ni a mí", sostuvo. Y añadió: "Le pido desde aquí que se confiese ante Francisco. Que deje sus pecados en el Vaticano. ¡Y que vuelva buena!"..

Comentá la nota