Barrionuevo: "Tendríamos que pedir un 52% de aumento por el desmadre de la economía"

Barrionuevo:
El titular del gremio de los Gastronómicos dijo también que "es difícil discutir paritarias en un país en crisis".

El titular del gremio de los Gastronómicos, Luis Barrionuevo, aseguró hoy que para acordar las próximas paritarias “tendría que pedir un 52% de aumento por el desmadre de la economía”.

“Es difícil discutir paritarias en un país en crisis”, señaló el sindicalista al hablar en un congreso anual de su gremio que se realizó en esta ciudad.

“Honestamente no sabemos a ciencia cierta cuál es el monto a pedir. Hablé públicamente de un 52%, porque un 12% es el que se perdió por la inflación desde las paritarias anteriores hasta hoy, y el 40% restante es debido a los aumentos actuales y por previsión”, explicó Barrionuevo en un congreso anual de su gremio.

Recordó que “un pedazo del salario, encima, se va con el Impuesto a las Ganancias” y negó que las palabras del titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, sobre que la discusión del salario puede llevar a perder fuentes de trabajo.

“Eso es mentira. El que trabaja debe ganar bien. Ese cuento adoptado por algún sindicalista dice que prefiere firmar a la baja para mantener las fuentes de trabajo, es mentira”, enfatizó.

Caló había señalado que “estamos preocupados por los despidos, por ahora estamos tratando de que no los haya, sino que se vaya a suspensiones por dos meses y los compañeros cobren el 70% de sus salarios. Hasta junio tenemos los puestos de trabajo asegurados”.

Por otra parte, sobre la movilización que organizaron con Hugo Moyano para el miércoles venidero, ratificó que “no habrá paro, sino que se marchará pacíficamente y sin banderas partidarias ni identificaciones”.

“La única bandera será la Argentina y será en reclamo por detener la inseguridad, menor inflación y el tema del mínimo no imponible”, reiteró.

Insistió en que “estamos viendo como se acrecienta la crisis, por el desmadre que hay con la economía hace años por ocultar bajo la alfombra la inflación y no crear políticas gracias a los ingresos que dieron los granos y la soja”.

“Con los derechos humanos han hecho una política de aprovechamiento para delinquir a través de la corrupción. Este es el país en el que se está acabando la plata y empiezan a salir las mentiras de estos tiempos. Y son momentos difíciles para discutir paritarias en un país en crisis”, cuestionó el sindicalista.

Comentá la nota