Basura: Moyano le apuntó al oficialismo

Acusó al kirchnerismo por la falta de acuerdo
Mientras las bolsas de basura se siguen apilando en el municipio de Quilmes, el secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, dijo que el Gobierno "maneja" al intendente Francisco "Barba" Gutiérrez e impide alcanzar una solución para el conflicto por la recolección de residuos.

El gremio de camioneros, que integra a los trabajadores de la basura, mantiene una huelga que afecta al servicio en Quilmes desde hace seis días, a raíz de la anulación del contrato de la empresa Covelia y las dudas sobre el destino de sus 430 empleados, en medio de una fuerte tensión.

Consultado por la posibilidad de que concluya la medida de fuerza -iniciada tras la rescisión impulsada por el intendente y ejecutada por el Concejo Deliberante local-, Moyano dijo: "Si el intendente se compromete y lo dejan firmar, porque lo manejan desde el gobierno nacional, creo que el problema se va a solucionar".

La municipalidad había informado anteayer sobre un principio de acuerdo, pero el gremio moyanista negó haber recibido una propuesta sobre la situación de los trabajadores afectados.

Voceros de la intendencia aseguraron que todos los empleados serían contratados por la municipalidad. Sin embargo, Moyano se mostró ayer preocupado por el ingreso que recibirán. "Es muy importante para nosotros que no vaya a quedar ningún trabajador en la calle y que se les mantenga el salario que vienen ganando. Creo que a partir de ahí todos los municipios de la provincia de Buenos Aires tendrán que pagar ese salario, que ese salario significa de un 100 a un 120 por ciento más alto que los salarios que les están pagando en los municipios", explicó ayer el referente sindical opositor en declaraciones a Radio Mitre.

Moyano sostuvo que "un barrendero que en una localidad de la provincia de Buenos Aires está ganando 3 mil, 3 mil y pico de pesos, va a pasar a ganar de 9 a 11 mil pesos".

Sin solución a la vista, la tensión fue creciendo desde que el Legislativo municipal decidió transferir al estado local la responsabilidad de la recolección de residuos. El intendente Gutiérrez ya había intentado hace dos años rescindir el contrato, que este año ascendía a un valor anual de 10 millones de pesos.

En tanto, el intendente kirchnerista de Berazategui, Juan Patricio Mussi, salió ayer a cuestionar la posición del líder camionero, al indicar que en su municipio "el rubro recolección alcanza al 7,5% del presupuesto y en Quilmes representa el 30". Además, en dialogo con Radio Nacional, afirmó: "Nosotros tenemos información de que Covelia es de Moyano". Quien figura como su propietario, Ricardo Depresbiteris, negó en reiteradas ocasiones el supuesto vínculo.

Pablo Moyano, adjunto del sindicato de camioneros, había dicho que el conflicto en torno a la recolección de basura podría "dejar muertos". Mañana volverá al país de su viaje a Italia con el Club Camioneros, tras haber generado fuertes repercusiones por las declaraciones que realizó antes de partir a Europa. También hubo amenazas de un paro de recolectores a nivel nacional e incidentes en la planta de recolección, que continuaba ayer bloqueada por los trabajadores..

Comentá la nota