La basura y el negocio de juntarla con una pala

La basura y el negocio de juntarla con una pala

Alguna vez pasó por la cabeza del intendente hacer la “Gran Barba Gutiérrez” en Quilmes: la municipalización del servicio. En un año electoral, el vencimiento del mayor contrato de servicio de la municipalidad, supone una serie de cabildeos políticos, en torno al vencimiento del contrato, que ya había sido adelantando de manera exclusiva por mdphoy.com

Únicamente el dictado del estado de emergencia, permitirá que el servicio no se vea interrumpido y por ende evitar el riesgo de las consecuencias. Y siempre que hay una prórroga hay un beneficiario, en este caso (sino la sacan de la cancha) la empresa Transporte 9 de Julio, podría lograr la continuidad bajo la modalidad de contratación directa, que justifique el estado de emergencia. En este caso hay una larga historia con la re determinación (eufemismo de indexación por costo inflacionario) del precio mensual del servicio, que hoy ronda los $ 30.000.000 por mes.

Lo que hoy ha pasado a ser “una preocupación” del sindicato, manifestada (poco serio) por un dirigente, encubre una operación, cuyos alcances se desconocen. Hay una curiosa empatía entre la actual prestadora de la recolección de residuos y CIAGESER, que ha crecido exponencialmente, con el cobro de servicios adicionales a los que presta la contratista según el pliego de bases y condiciones, tal cual lo adelantáramos (ver link) en nuestro sitio informativo. Hacíamos referencia oportunamente a la puntillosa nota de la Asociación de Hoteles, Bares y Afines, que obra en poder del Honorable Concejo Deliberante y el Departamento Ejecutivo, y que es una oda a un beneficio extraordinario.

Hacia fines de 2014, advertida una alta fuente del Departamento Ejecutivo de la finalización del contrato, mdphoy.com obtuvo la siguiente respuesta textual “Te juego un caramelo Sugus de menta, que llegamos a tiempo con la licitación”, simbólicamente admitía algún problema y materialmente perdió la apuesta, por lo menos hasta hoy.

No hay señales que el servicio en el futuro,  sea prestado en las mismas condiciones que en la actualidad. Tampoco está claro que el manejo de la licitación esté en el ámbito del ENOSUR, (que lo “maneja” Artime) sino en la Administración Central, lo cual no es un dato menor. Y cómo jugara la contenerización de los residuos, como nueva modalidad a la hora de evaluar el costo. Hay una serie de factores que se acumulan, y en principio abundarán las razones para justificar una emergencia, sin que nadie se pare de manos. Y otra razón muy poderosa, el propietario del multimedios La Capital, admitió ser herramienta de imagen (protección periodística) de la empresa, percibiendo el 10 % de la recaudación bruta del servicio.

En la actualidad se estima que con la debida separación de los residuos en origen, el costo mensual operativo de la empresa está 30 % abajo que el valor actualizado del servicio mensual, ya que el tratamiento de la recolección, varía sustancialmente el costo en la faz de oferta inicial, efectuada durante el gobierno del intendente Daniel Katz. El cambio de metodología tiene impacto directo en el costo, por el empleo de mano de obra y el equipamiento,

La actual titular del servicio de recolección de residuos, no atraviesa desde hace tiempo, por su mejor estado de salud económica – financiera, pese a las generosas re determinaciones y a los atrasos en el pago de los certificados, cuyo diferimiento también provocó dificultades frente a la Administración Federal de Ingresos Públicos.

No es por ser imaginativo ni poner en marcha ninguna idea deschavetada, pero si por el chalet de Falucho y Santa Fe, la familia Moyano pierde la paciencia, habrá que pensar que a alguien le tocará pitar del fuerte, si pretende sacar los pies del plato.

Sin que se produzca ningún candor, no hay que descartar que el nuevo servicio forme parte de una estrategia electoral del intendente Gustavo Pulti, muy vehemente cuando trata impertérritamente de demostrar las diferencias entre sus gobiernos (2007/2011 – 2011/2015) y los radicales, y los beneficios para marplatenses y batanenses.

¿Alguien imagina a la familia Moyano fuera de este negocio? Claro que siempre lo hacen a favor de los trabajadores de su gremio fuente de toda razón y consulta. No habrá demasiados problemas en ordenar los votos en el Concejo, tratándose de un contrato de semejante envergadura, así lo indica la experiencia.

En un año político, el vencimiento del mayor contrato de servicios de la municipalidad, hace mucho ruido, pero el Plan B será redoblar el desafío, la apuesta serán razones de servicios, y luego de verá cómo se acomodan todos los jugadores en la cancha. Hoy la llave la tiene el intendente Pulti, cómo últimamente la viene utilizando en todos los grandes temas de conflicto de su administración, que no es ajena a los déficits de gestión.

Más tensión se avizora a la brevedad, el juego de la política así lo exige de manera excluyente, esta práctica no lo permitiría de otra manera, ya que todo se mide en términos electorales y poderosas razones económicas. Habrá que prepararse para observar cómo es el nuevo capítulo de esta obra: “La basura y el negocio de juntarla con una pala”

Comentá la nota