EL BLOQUEO AL INGRESO DE ALUAR PONE EN PELIGRO MILES DE EMPLEOS

EL BLOQUEO AL INGRESO DE ALUAR PONE EN PELIGRO MILES DE EMPLEOS

El reclamo de mejora salarial que lleva adelante el personal representado por el SUPA ante Socia, se trasladó a la empresa de aluminio Aluar, a pesar que esta no es responsable del pago de salarios de esos trabajadores.

Las medidas se fueron incrementando conforme pasaron las horas desde el inicio del conflicto cuando los representados por SUPA decidieron bloquear los accesos a la planta de aluminio, primero para el sector de vehículos industriales impidiendo el ingreso de insumos, para luego extenderse al ingreso de personal, que este lunes se vio impedido de desarrollar sus tareas.

Las medidas adoptadas por quienes lideran el reclamo “no sólo afecta al proceso de la empresa sino que impide a miles de personas a ejercer su derecho a trabajar”, dijo en declaraciones públicas el responsable de relaciones institucionales de ALUAR, Juan Carlos Mamani, al tiempo que manifestó su preocupación dado que la empresa se ve afectada por un conflicto ajeno a esa compañía.

El reclamo en cuestión es por un pedido de incremento salarial de los trabajadores agremiados en SUPA a la empresa SOCIA, quienes exigen un aumento del 38 por ciento sobre sus ingresos, los que actualmente promedian los 35 mil pesos por trabajador.

Este lunes desde las 3.30 horas de la madrugada, el sindicato del SUPA decidió endurecer el bloqueo a la empresa ALUAR, prohibiendo el ingreso de cualquier empleado que debía ingresar a la Planta industrial. Por esa razón la empresa amplió la denuncia penal ante la Comisaría Segunda de Puerto Madryn, y la que realizara el viernes 18 de julio ante la Fiscalía en turno. De acuerdo a los datos trascendidos al abrirse el Juzgado Penal en turno, los apoderados legales y en su carácter de damnificados directos por ser empleados de Aluar, plantearon un amparo judicial para solicitar se restablezca el normal desarrollo de la actividad industrial y que se garantice el derecho de trabajar libremente.

“Esta decisión del SUPA de prohibir el ingreso de empleados de Aluar y de empresas contratistas, se puede decir que es inédita en el país, lo cual demuestra el endurecimiento de su postura. Por su parte un directivo de la empresa Aluar, ha mencionado a través de distintos medios, que esta medida no sólo pone seriamente en peligro la continuidad productiva de la Planta, sino que peor aún, pone en serio riesgo la fuente de trabajo de miles de familias que dependen de dicha actividad”, sentenció el representante de la empresa.

En conflicto

Según se pudo saber, la Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria para que se inicie el período de negociación entre el SUPA y Socia, sin embargo los trabajadores mantuvieron la medida de fuerza desconociendo la intervención del Estado.

En tanto que la Policía se acercó al lugar donde estaban apostados los manifestantes, y les comunicó la existencia de una orden judicial que disponía adoptar las medidas necesarias para garantizar el libre ingreso del personal a trabajar, lo que permitió que se habilitara el acceso de un mínimo de personas del gremio UOM, para que trabajaran y atendieran los puestos más críticos de la Planta.

La preocupación por el impacto de la medida que llevan adelante los representados por SUPA, no solo alcanza a las autoridades de la empresa ALUAR, sino a sus trabajadores que ven afectado el normal desenvolvimiento de las tareas. Incluso se pudo saber que directivos de la UOM, se sumaron a las autoridades de la Planta para llevar sus demandas al fiscal General de la ciudad, Daniel Báez para que tome conocimiento de la gravedad de la situación.

Desde la empresa advierten que la situación es por demás crítica, dado que no se avizora ninguna solución, y “al parecer ninguno de los planteos judiciales que están realizando la empresa y los trabajadores afectados, son suficientes para deponer esta medida extrema del SUPA y que se garantice el derecho de trabajar de miles de empleados absolutamente ajenos al conflicto suscitado entre el SUPA y SOCIA”.

Comentá la nota