Bloqueos de camioneros en Bahía Blanca

En un nuevo capítulo del bloqueo como modalidad de protesta, para intentar que más trabajadores queden enmarcados en su convenio colectivo, el Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) bloqueó en los últimos días el ingreso y egreso de mercaderías en empresas del parque industrial de Bahía Blanca.
En uno de los casos, que involucra a la distribuidora de autopartes Etman, el Ministerio de Trabajo bonaerense dictó ayer la conciliación obligatoria por 15 días, para abrir una negociación entre los sindicatos que conducen Hugo Moyano y Armando Cavalieri y la propia compañía.

La medida oficial dispone que la empresa debe incorporar a un trabajador al que había despedido, a la vez que el gremio se comprometió a levantar el piquete de la puerta del depósito de mercaderías. Según dijo a La Nacion Walter Etman, vicepresidente de la compañía, ayer al mediodía ya había vuelto la actividad, después de tres jornadas sin tareas.

Según el empresario, la firma está dedicada a la distribución de autopartes y el trabajo es en depósito, ya que no tiene una flota de camiones para el reparto. En el lugar trabajan 37 personas, de las cuales 17 son personal eventual de la agencia Adecco. Etman explicó que la presencia de empleados temporarios responde a la implementación de un nuevo sistema de almacenes.

El argumento del sindicato de Moyano es que los trabajos realizados en depósitos, que implican muchas veces el movimiento de mercaderías con máquinas como las autoelevadoras, son parte de la logística. Y por tanto, sostienen, los trabajadores deben estar afiliados a ese gremio.

Etman, que repudió la forma de protesta -que en los últimos meses se repitió en varias empresas de esa ciudad-, afirmó que el encuadre gremial en camioneros no significaría nada en cuestión de costos laborales, "porque esta empresa paga por sobre el convenio" de empleados de comercio.

Protesta con incidentes

Por su parte, en la compañía Corsur, una distribuidora de productos siderúrgicos, continuaba ayer un bloqueo por parte de camioneros, que se inició el lunes. "Tenemos un depósito donde cortamos y armamos pedidos de clientes; no tenemos una flota de camiones, sólo un pequeño camioncito para las entregas cercanas, y estamos correctamente encuadrados" en comercio, sostuvo Máximo Mónaco, socio de la firma.

En el depósito, según explicó, trabajaban hasta el viernes cuatro personas. Una fue despedida el sábado, según la empresa por "inconductas laborales" que siguieron a una visita de sindicalistas de Moyano. Según relató el directivo, el lunes ocho manifestantes del gremio se instalaron impidiendo el ingreso y el egreso de productos, y hubo incidentes.

Comentá la nota