Con bocinas, remiseros reiteraron sus reclamos

Con bocinas, remiseros reiteraron sus reclamos
Cuando promediaban las 9:45 de la mañana del lunes, un aviso y fuertes bocinazos, alteraron la paz en la que durante casi dos horas había transcurrido sin inconvenientes en el sexto piso de Moreno 8, la reunión de Comisión del Concejo Municipal.
El aviso al cuerpo reunido lo dio el secretario de Jorge Maina, cuando anunció que "afuera está el presidente de la Asociación de Remiseros con su abogado. Y dice que si no los reciben ahora (los concejales) van a hacer otra manifestación". Luego de unos cinco minutos de silencio durante los cuales los concejales se ponían de acuerdo en qué día de estas intrincadas semanas de Pascuas y feriados los iban a recibir, las ruidosas bocinas se empezaron a colar dentro del salón provocando sorpresa primero y cierto malestar después.

Es que los concejales en ningún momento dijeron que no los iban a recibir sino todo lo contrario: "Decíles que los vamos a recibir el miércoles 3 de abril -la semana que viene- a las 8:30", dijeron los ediles por consenso a José Luis Rossetto, secretario del Cuerpo, quien también asumió la tarea de bajar hasta la calle a comunicarles la noticia a los impacientes remiseros.

"Tema solucionado" dijeron muchos, sin saber que cuando Rossetto llegó a la calle (15 minutos después del anuncio) ya ningún remisero ni sus representantes quedaba en el lugar, por lo que -impotente- el secretario del Cuerpo debió volver al sexto piso sin haber podido transmitir la respuesta positiva y el horario fijado para el encuentro. Rossetto tenía la idea de hablar con Daniel Polini -presidente de la Asociación de Remiseros- o con el Dr. Juan Carlos Gómez -su representante legal-.

RECLAMOS

Hasta aquí la crónica de lo sucedido, pero para profundizar en lo ocurrido LA OPINION dialogó en la víspera con el abogado Juan Carlos Gómez, a fin de conocer la urgencia de los reclamos.

"(Daniel) Polini lo que quería era una fecha firme para que los concejales nos reciban", dijo Gómez, mientras se enteraba del fallido intento del secretario Rossetto. "No hay pasos a seguir, (los remiseros) sólo quieren sentarse con los concejales a plantearles su situación", sostuvo el letrado.

"Lo que hoy los remiseros quieren es mejorar la rentabilidad del sector modificando la Ordenanza -agregó Gómez-. Los muchachos a veces no llegan a los 100 pesos de ganancia diaria. Hay empresas con muchos autos y se manejan con sumas fijas al chófer en un mercado muy saturado", precisó.

El reclamo sigue siendo el mismo: poder levantar pasajeros en la calle, estacionar en cualquier sitio habilitado a tal fin, poder darle un uso particular al vehículo, hacer una RTO cada 6 meses y no cada cuatro, y trabajar sobre el cupo de coches.

Comentá la nota