Bono de fin de año: arde la interna en la CGT y el sector más duro insiste con un paro

Bono de fin de año: arde la interna en la CGT y el sector más duro insiste con un paro

Pablo Moyano afirmó que el Gobierno fue "vivo" al reducir los reclamos "a un bonito". Y lanzó la chance de romper la unión sindical: "Si no hay una definición concreta, no tendría sentido seguir en la CGT".

Pablo Moyano salió a pegarle duro a los dirigentes de la Confederación General del Trabajo, en medio de los reclamos al Gobierno y la respuesta que deberá dar al miércoles a sus dirigentes, para satisfacer las demandas y evitar así que se fije una fecha de paro, tal como resolvió el Consejo Directivo de la Central obrera.

"La CGT no tuvo huevos para pararle al gobierno. Si no hay una definición concreta, no tendría sentido seguir en la CGT", expresó el secretario adjunto de Camioneros, en diálogo con Radio Del Plata.

El sindicalista es uno de los que dentro de la central está a favor de lanzar un paro, contra el ala más dialoguista.

"Tenemos los mismos reclamos después de 11 meses. Es un gobierno que le dio los reclamos a un sector que ganó muchísimo dinero como al campo y a las mineros y al 80% de los trabajadores no le ha dado nada sino tarifazo, inflación, despidos. Ha quedado muy en claro que gobierna para los ricos", señaló.

Este miércoles se cumple el plazo que se fijó en la reunión entre ministros y dirigentes gremiales en la sede de la cartera laboral, donde se acordó continuar con el diálogo abierto y de donde surgió la posibilidad de dar un bono de fin de año. 

"El descontento es muy grande, hay gremios que están pidiendo reapertura de paritarias. El gobierno ha sido muy vivo y enfocó el reclamo en un bono y tapó todos los reclamos que se vienen realizando por la inflación, tarifazo, ganancias, aumento a los jubilados, aumento a los planes sociales. El gobierno lo enfocó como si la CGT quisiera hacer un paro por un bonito", enfatizó el secretario Gremial de la  central obrera.

Moyano hijo insistió en la necesidad del llamado a una huelga, por parte del sindicalismo y amenazó con romper la reciente unión. "Si no hay una definición concreta, no tendría sentido seguir en la CGT porque nos vienen boludeando desde hace 11 meses", remarcó.

Al tiempo que agregó que en todos estos meses de gestión, el Ejecutivo ha dado respuestas a los empresarios y no a los trabajadores, quienes padecen el tarifazo, la inflación, el impuesto a las Ganancias, entre otros puntos.

Y dijo que se debería fijar fecha de paro o una movilización a Plaza de Mayo. "Los ministros son profesionales del chamuyo, te hablan y te prometen pero después en la realidad no tenés los resultados para los trabajadores. Hoy entrar al Ministerio de Trabajo es entrar a una oficina más de la UIA, porque vas con un reclamo y te vas sin resolverlo", sentenció.

Comentá la nota