Bonos de deuda para las casas de CGT

Con esta operatoria la Provincia obtendrá fondos para la contrucción de las viviendas de la CGT. Esto descomprimirá el pedido del gremialismo.
A partir de la puesta a la venta de los Valores Representativos de la Deuda de la Provincia de San Juan para la construcción de viviendas en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires iniciada este miércoles, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) quedó en condiciones de empezar a recibir fondos para encarar la construcción de 780 casas destinadas a los adjudicatarios de 7 gremios y 2 cooperativas.

Se trata de un bono de la provincia que estará a la venta por una semana, es decir hasta el martes que viene, y que “tendrá una tasa de referencia BADLAR pública más margen diferencial de 200 puntos básicos, en el idioma de las inversiones bursátiles”, según dijo el director del IPV, Martín Juncosa.

Esto significa en términos más sencillos que la oferta de los bonos sanjuaninos rendirá a quien decida invertir en ellos, aproximadamente el 11% anual, ya que la referencia BADLAR pública, significa aproximadamente el 9% de interés y los 200 puntos básicos (BP) de diferencial, son otros 2 puntos porcentuales más, es decir que la ganancia se calcula en un 11% aproximadamente.

Lo bueno de la inversión, es la seguridad que tiene, ya que proviene de un fideicomiso que tendrá como recurso para pagar los cupones a su vencimiento, al recupero de las cuotas de los beneficiarios a través del propio IPV.

La seguridad está dada en que el IPV, según apuntó Juncosa, “tiene un promedio de recupero de cuotas superior al 83%”, es decir que el pago de intereses y capital a 25 años de los bonos “está asegurado”.

La ANSES

De todos modos, y teniendo en cuenta su bajo rendimiento en un país que registra una inflación extraoficial cercana al 25% ya está firmado que “al terminar la oferta pública que es hasta el martes que viene, no hay particulares interesados, la ANSES va a comprar todos los bonos, por lo que está asegurado el éxito de la operación”, sostuvo el funcionario encargado de hacer las casas.

Se calcula que van a ser una inversión del orden de los 125 millones de pesos, ya que se trata de construir “780 viviendas a un costo del orden de los 160.000 pesos cada una”, que saldrá de las arcas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

Comentá la nota