Breitenstein instruyó a Pezzati para que inicie un sumario

"Repudiamos la actitud y los incidentes, ajenos a la actividad portuaria", manifestó el ministro de Producción.
LA PLATA (Corresponsalía).- El Gobierno provincial reaccionó ayer tras los enfrentamientos del lunes entre dos gremios de la pesca, empresarios de la pesca y la Prefectura en el puerto de Mar del Plata y prometió tomar una decisión que "proteja la industria pesquera".

El ministro de Producción, Ciencia y Tecnología Cristian Breitenstein instruyó al Consorcio Portuario Regional presidido por Eduardo Pezzati, para que "inicie las actuaciones correspondientes y los procesos de investigación sumarial sobre las personas involucradas" en esos incidentes registrados en los accesos a los muelles.

"Repudiamos la actitud y los incidentes, ajenos a la actividad portuaria", manifestó el ministro Breitenstein a través de un comunicado. Además recordó que "el gobierno de Daniel Scioli asume el compromiso de que se inicien las actuaciones correspondientes, porque nuestra responsabilidad es que todos los puertos funcionen para seguir motorizando la producción".

En ese mismo sentido el subsecretario de Actividades Portuarias del Ministerio, Jorge Otharán, explicó que una vez que el Consorcio marplatense remita a las autoridades provinciales los resultados de la investigación se tomará una decisión que proteja a la industria pesquera.

Cuestionamiento del Consorcio Portuario

A través de un documento firmado por el titular del Consorcio Portuario Regional (CPR) Eduardo Pezzati, el organismo director de las actividades en la estación marítima marplatense cuestionó duramente el accionar del Simape y se manifestó escéptico respecto de una pronta solución para el conflicto. "Los acontecimientos sucedidos el lunes 23 del corriente en puerto Mar del Plata tuvo como actores a armadores de esta estación marítima intentando ejercer su derecho al trabajo, lo que fue impedido por afiliados al Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) que mantienen con ellos una controversia cuya calificación excede ya lo laboral", puntualizó Pezzati.

Dijo luego que el enfrentamiento sindical desembocó finalmente "en hechos que demostraron palmariamente la falsa calma que impera hoy en nuestro puerto, así como la violencia soterrada que estalla y a la que son expuestos quienes pretenden volver a la actividad que mantiene prácticamente inactivo a este puerto hace ya más de 100 días".

Más adelante cuestionó también el rol de los funcionarios y dirigentes encargados de atender y solucionar estos conflictos. Juzgó que "inútiles resultaron y resultan los esfuerzos de las autoridades públicas, cada una desde el lugar que le compete, para intentar poner fin o por lo menos encauce un conflicto cuyas consecuencias afectan no sólo al puerto, sino que se proyectan sobre toda la ciudad de Mar del Plata". Y en coincidencia con el pensamiento del subsecretario de Actividades Portuarias de la provincia Jorge Otharan, con quien tiene "permanente contacto", Pezzati pidió que "quienes tienen en sus manos las herramientas para hacerlo deben terminar con esta puja, con prescindencia de la fuerza, no sólo porque estamos frente a trabajadores, sino porque la experiencia muestra las heridas irreparables que el uso de la misma abre luego en el tejido social".

Defendió sin embargo la postura frente al conflicto que asumió el intendente Gustavo Pulti, quien para el titular del CPR "desde un primer momento intentó conciliar intereses entre las partes y tuvo como escollo principal más allá de la cuestión laboral propiamente dicha, la controversia existente entre el SOMU y el Simape". En ese punto recordó que "basado en cuestiones legales que avalan su derecho", el SOMU suscribió a nivel nacional un convenio laboral que es rechazado por el Simape, gremio que tiene suspendida su personería gremial pero "se arroga la representatividad de la mayoría de la marinería en Mar del Plata".

No obvió Pezzati que el Simape "es uno de los gremios que integra el directorio del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata y que la persona que lo representa, como es de público conocimiento, ha sido detenida en relación a hechos sucedidos fuera de la jurisdicción portuaria". La referencia es a Rodolfo Chávez, secretario gremial del sindicato y miembro del directorio del CPR, detenido el lunes e imputado de varios delitos.

Con referencia a la participación de Chávez en los incidentes, el titular del CPR adelantó que "se dispondrán las actuaciones internas correspondientes, se procederá a dar lugar a los descargos y a posteriori se elevarán a la subsecretaría de Actividades Portuarias de la provincia de Buenos Aires, organismo este que a la postre es aquel sobre quien pesa encauzar las cuestiones atinentes a la integración del directorio" del organismo.

Comentá la nota