ATE busca hacerse un espacio entre los trabajadores de la Legislatura

Hará su primera asamblea el martes, con un pequeño grupo de afiliados. Históricamente, ANEL fue el único sindicato de los empleados legislativos.
La conducción de ATE logró reunir un grupo de afiliados y se prepara para desembarcar en la Legislatura, donde competirá la representación sindical con la Asociación Neuquina de Empleados Legislativos (ANEL), que se mantuvo históricamente como el único gremio del sector. Como primera acción, convocaron a una asamblea para el próximo martes, a la que asistirá el secretario general del sindicato estatal, Carlos Quintriqueo.

Quintriqueo detalló que se trata de una asamblea informativa con los trabajadores, que se organizó a partir del pedido de un grupo de empleados interesados en ser representados por ATE.

Hasta el momento, el gremio cuenta con alrededor de diez afiliados, aunque Quitriqueo confió en agrandar la nómina.

Para el también titular de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), la decisión de los trabajadores pasa por un desacuerdo con la postura de ANEL de sentarse en la misma mesa coordinadora con UPCN sin consultar a sus afiliados. Señaló que “esto es lo que sucede cuando las conducciones deciden por las bases” y recordó que “lo mismo pasó con un sector de los Viales, que repudió a la conducción” por armar un frente común con el sindicato encabezado por Osvaldo Lorito.

Quintriqueo anticipó que el primer objetivo será concretar una elección de delegados dentro de la Legislatura y, una vez consolidada la junta interna, pedirán a la presidencia de la Cámara que les asigne una oficina, del mismo modo que se hace con ANEL.

Con voz en el recinto

Si bien el ingreso en la Legislatura estaba en los planes de ATE desde hace tiempo, la conducción del gremio aprovechó dos circunstancias favorables. En primer lugar, el descontento de un grupo de viejos afiliados a ANEL referenciados con el ex secretario general Héctor Stagnaro. Por otro lado, se valieron del respaldo dentro de la Legislatura del bloque de diputados del UNE, partido fuertemente vinculado a la CTA y a ATE.

El secretario general de ANEL, Juan Benítez, recibió en estos días la queja de los afiliados que se niegan a asociarse con Lorito. Recuerdan un violento enfrentamiento que mantuvieron con integrantes de UPCN, en el que quedó seriamente lesionada una trabajadora con discapacidad motriz, Juana Quintana. El disparador de la pelea fue la intención del gremio de la CGT de ingresar a la Legislatura, tal como ahora intenta hacer ATE.

Comentá la nota