Buscan el pase a planta permanente de los Neike

Buscan el pase a planta permanente de los Neike
Trabajadores municipales incluídos en el plan Neike Chamigo, participaron ayer de una reunión organizada por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).
El objetivo, ultimar detalles formales para la presentación de un petitorio al Ejecutivo comunal de la Capital correntina, en el cual se atienda una de las demandas que hace años vienen encarando respecto a la posibilidad del pase a planta de más de 2 mil empleados precarizados, inmersos hace décadas en planes como el mencionado.

El referente de ATE, Eduardo Quiroz, comentó a EL LIBERTADOR que en semanas más irán al Municipio a pedir una audiencia con el intendente, Camau Espínola, en quien confían para poder terminar con una situación laboral que hace años se propuso sanear.

Esta semana y la próxima, finalizaran un relevamiento para conocer fehacientemente cuántas personas están dentro del Neike. Y respecto a ello, Quiroz aclaró: "Veremos cuántos trabajan y cuántos no, para reclamar por quienes justifican su salario".

Es oportuno señalar que el plan contempla sueldos que van desde los 800 pesos a los 2 mil o 4 mil, según la categoría, con el aliciente negativo de que estos montos no representan aportes jubilatorios ni de obra social. Aunque en este último punto se haya avanzado en la actual gestión municipal, puesto que Camau logró la inclusión de los trabajadores del Neike a la obra social Ioscor. "De todas formas, no incluye a parientes directos, sí a los hijos, pero para estos deben pagar un plus de 15 pesos", detalló Quiroz.

Con este panorama es que desde ATE buscan avanzar en detalles que permitan una presentación formal, que logre acabar con la precarización laboral que viene desde hace décadas en la Municipalidad capitalina.

"Hay gente que hace 20 años está en esta situación y queremos que esto se termine", aseguró el gremialista, quien comentó que este tipo de empleos ocupan mayoritariamente las áreas de salud y de los jardines Mitaí Roga.

Quiroz recordó que se trata de un compromiso asumido por las autoridades, quienes dijeron en su momento que no tomarían más personal dentro del Neike Chamigo, pero según observaron en los últimos sondeos, el número creció. "En noviembre de 2010 había 1.900 personas. Actualmente hay 2.200. Sigue entrando gente. Se habían comprometido a que no, para poder blanquear a los que ya estaban", resaltó.

El dirigente gremial comentó a este medio que existe confianza de los trabajadores en que el Ejecutivo municipal atenderá su reclamo y buscará avanzar para terminar con la precarización laboral en la Capital.

En dos semanas irán por una audiencia y presentarán el detalle de situación del plan Neike Chamigo a Camau Espínola, si es que logran habilitar una mesa de diálogo.

Comentá la nota