Caería el proyecto que permite al empleado municipal la libre elección en obra social

Caería el proyecto que permite al empleado municipal la libre elección en obra social

Ayer el proyecto debía ser discutido en la Comisión de Transporte entre ediles y sindicato, aunque se suspendió la reunión. Según el edil Osvaldo Scippo, esto fue “porque no hay argumentos para discutirlo”.

El proyecto que permite  al empleado municipal de Río Gallegos elegir otra obra social no fue discutido ayer en la  Comisión de Transporte, tal cual se había acordado entre ediles y sindicato hace dos semanas atrás en la misma comisión.

La propuesta -autoría del edil Fabián Leguizamón (UCR)- ya había sido criticada por el SOEM,  cuyo secretario general, Pedro Mansilla, señaló que antes de cambiar de obra social la CSS debía mejorar sus prestaciones.

“Me reuní con el gremio, pero los ediles Kingma (presidente de la comisión) y Leguizamón  suspendieron la reunión. Les dijeron al Centro de Jubilados del SOEM y al sindicato, que como no había más reuniones de comisiones (en lo que resta del año) no se iban a reunir. Fue una decisión autoritaria y sin consenso”, sostuvo el edil Osvaldo Scippo (FVS).

Para el Concejal, esto significa que “no tienen argumentos sólidos para sostener el proyecto”.

Scippo, junto a sus pares  Martín Medvedovsky y Eloy Echazú, visitaron en Capital Federal a derivados y corroboraron cómo es el funcionamiento  de la obra social estatal.

Derivados  

“Hoy la obra social en Buenos Aires tiene 350 personas derivadas y 350  acompañantes, son 700 personas, y si los servicios estuvieran tan mal nos hubiéramos encontrados con un conflicto infernal”, advirtió.  

Señaló que la “misma dinámica de la obra social genera inconvenientes”, pero que la Caja “no es 10 puntos, pero tampoco es un 4.   

Vimos a los prestadores como el Hospital Italiano, Hospital Militar y mejores centros prestadores como el Bazterrica. Obvio que hay problemas financieros, y que incluso los prestadores usaron a los derivados para presionar, eso ha ocurrido, pero si los servicios fueran malos existiría un conflicto que no podríamos tapar”, sentenció.

Abundó que “no es viable” el proyecto que permite elegir obra social y que “se pierde un factor importante, que es la solidaridad, ya que no todos pueden elegir. Los que tienen enfermedades graves no pueden cambiar, en dónde está la solidaridad”.

Remarcó que a la obra social sólo durante este año el municipio de Río Gallegos le adeuda 100 millones de pesos.

Aclaró que “se debe mejorar la prestación” y que la “Caja trata de dar respuesta a lo que se puede”.

Comentá la nota