Por la caída de ventas y las importaciones, se paraliza Termotanques Rheem

Por la caída de ventas y las importaciones, se paraliza Termotanques Rheem

La metalúrgica Finpak, -fabricante de termotanques Rheem- anunció que suspenderá nuevamente sus actividades productivas hasta fines de agosto. La empresa radicada en la provincia de Catamarca -propiedad del grupo Garovaglio y Zorraquín- viene achicando su estructura productiva y comercial desde 2016, cuando decidió no continuar con sus líneas de heladeras y freezers para concentrarse solamente en la producción de sus termotanques eléctricos.

El freno productivo tiene su origen en la significativa disminución de las ventas, “producto del estado generalizado de recesión de la economía”, de acuerdo a las razones esgrimidas por la empresa ante el Ministerio de Trabajo de Catamarca. El otro tema que atenta contra la fábrica es la apertura indiscriminada de las importaciones. 

Sin embargo, ahora también le puso freno a esta actividad, por lo menos hasta el 21 de agosto próximo. La decisión fue acordada por los dueños de Finpak con los dirigentes de la Seccional Catamarca de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y homologada por las autoridades laborales provinciales.

El acuerdo consiste en “suspender la prestación de tareas por parte de los trabajadores en el período comprendido entre el 19/07/18 y el 21/08/18”.

Los ejecutivos de Garovaglio y Zorraquín agregan que el acuerdo de suspensión de actividades alcanzado con la UOM tiene como objetivo el mantenimiento de las fuentes de trabajo, la reducción de costos y gastos laborales como forma de mejorar la situación patrimonial, económica y financiera de la empresa.

Pero los problemas para Finpak no son nuevos. Ya en junio pasado, también había frenado su producción durante casi 18 días, adelantando vacaciones y suspendiendo por cuatro días a sus 36 trabajadores. En ese momento, se abonaron al 100% las vacaciones, mientras que los cuatro días de suspensión se cancelaron on un pago del 70% de la jornada laboral.

Sin embargo, los problemas vuelven a repetirse. En los períodos de mayor tarea, Finpak llega a producir un promedio de 400 termotanques diarios. Pero con la apertura de las importaciones, su negocio se redujo, además de que la devaluación del dólar incrementó sus costos al importar casi el 90% de los insumos que utiliza.

Coment� la nota