“Las ART son una caja de recaudar dinero, no sirven para otra cosa”

 “Las ART son una caja de recaudar dinero, no sirven para otra cosa”

 Lo dijo el secretario general de la UOCRA, Rubén Aguilar, en relación a la muerte del obrero de la construcción en calle Leguizamón.

La muerte del obrero de la construcción en calle Leguizamón al 600 dejó muchas cosas por analizar. Desde las responsabilidades del Estado, hasta las de la empresa contratista, y una mayor cuota de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo.

Ante este panorama, el secretario general de la UOCRA en Salta, Rubén Aguilar, visitó el 53G, y aseguró que este último organismo, es uno de los principales responsables de la desgracia vivida, además de ser los actores principales de los mayores dolores de cabeza que tendrán los dolientes.

Explicó que en cualquier obra de construcción se debe tener un control desde diferentes estamentos. Entre ellos enumero a la Secretaría de Trabajo, a la misma UOCRA, y a las ART.

En este sentido detalló que la Secretaría cumple con su trabajo en la mayoría de los casos, pero que siempre se encuentran con el problema de tener muy poco personal para controlar todas las obras. Respecto al trabajo que llevan adelante desde el Sindicato, sostuvo que su principal tarea es la de denunciar las irregularidades que encuentren en las construcciones.

Ahora bien, Aguilar señaló la responsabilidad de las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo, e indicó que éstas no cumplen el rol que deberían cumplir. “Las ART son una caja de recaudar dinero, no sirven para otra cosa” dijo el gremialista, quien aseguró que no cumplen con su trabajo.

“La ley le da a ellos la facultad y los obliga a que controlen en las obras los elementos de seguridad, pero a su vez tienen la obligación de denunciar a la empresa ante un incumplimiento, aunque nunca lo hacen” criticó, y detalló la relación existente entre estas instituciones y las empresas constructoras.

Dijo que las ART son clientas de las empresas, por lo que en muchos casos se dedican a cuidar los capitales de estos, sin importarles lo ocurrido con cualquier obrero.

Manifestó que justamente son las Aseguradoras de Riesgo de Trabajo quienes ponen cientos de excusas para pagar a las familias dolientes los seguros que les corresponden, incluso tratando de “arreglar por afuera” para que éstos no denuncien lo sucedido.

Según datos oficiales, en los últimos 30 años fueron 5 los obreros que perdieron la vida en una obra.

Comentá la nota