Calderón renunció al Centro de Panaderos por el pan a $10

Calderón renunció al Centro de Panaderos por el pan a $10
Consideró que éste es el momento para dar un paso al costado "y que cada uno se maneje como quiera".

Pedir que haya a la venta un pan a diez pesos por kilo le trajo más problemas que soluciones a Juan Calderón, dueño de la panadería San Jorge. A tal punto que ayer decidió renunciar a la presidencia del Centro de Industriales Panaderos de San Luis porque según comentó “cada vez que había un aumento aparecían las madres a decirme que era un insensible. Y ahora que digo ‘pongamos el pan a 10 pesos’ no vino ninguna madre sino que aparecieron un montón de panaderos a decirme por qué digo esto. Incluso uno llegó a insultarme y otro me llamó para decirme que yo no soy quien para fijar el precio del pan”.

Desde que empezó a aumentar el valor de la bolsa de harina, a principios de junio, Calderón mantuvo reuniones con sus colegas puntanos, con los dueños de los molinos, con otros centros de panaderos y hasta con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para buscar alguna salida al incremento del pan que trepó hasta los $17 actuales. “Considero que ya es tiempo de dar un paso al costado y que cada uno maneje la panadería como quiera. Lo que pido ahora es que se llame a elecciones y que sería bueno que Víctor Astudillo (dueño de La Morenita) vuelva a la conducción ya que tiene mayor predicamento que yo y dice que el pan debe costar mucho más de 17 pesos. Quizás él lo pueda lograr porque conoce muy bien el Código Alimentario Nacional. Sería bueno que volviera a la institución”, se quejó.

Además insistió en que “no se pierde plata por vender 25 kilos de pan a 10 pesos. Porque también vendemos el pan mignón, las tortitas, las facturas, las galletas, los sándwichs de miga y las prepizzas. Yo puse el pan a diez pesos porque es para hacerle un bien a la sociedad, para aquel que no tiene. Si fuéramos 50 las panaderías las que vendemos este pan, a 25 kilos cada uno, estamos en 1.500 kilos”. Y reiteró: “Que se enojen por vender el pan a diez pesos es ilógico. Tienen que entender aquellas panaderías que han progresado mucho que el éxito que hoy tienen se lo deben al público que les compra el pan, no les cuesta nada hacerlo”.

Respecto de los valores explicó que “la última harina que recibí fue el 3 de julio y valía 220 pesos. Ese valor de $270 sale de comprarle a los revendedores, pero no al molino. Yo me fijé la cotización el viernes en los molinos y estaba en $204. El problema lo tiene el que no le compra al molino porque tiene que estar debidamente registrado”. También reiteró que en la provincia existe un solo molino harinero, Inaco Alimentos, que abastece sólo a Villa Mercedes y aclaró que él nunca dijo que llegaría a San Luis harina subsidiada. “Lo que yo expliqué es el contenido de una nota donde dice que si se compran 100 bolsas de harina al molino, a diez de ellas se le hace un valor diferencial de $150. Y con esa cantidad se puede elaborar el pan de 10 pesos”.

Otro dato que aportó es que la harina suelta al por mayor hoy tiene un precio de $3,10 por kilo.

Comentá la nota