Se calienta la puja de poder en Comercio, con las elecciones paralizadas

Se calienta la puja de poder en Comercio, con las elecciones paralizadas

La justicia anuló los resultados de la asamblea del sindicato que definió fecha para las elecciones. La oposición de Ramón Muerza celebró la medida. El oficialismo de Cavalieri teme la mano oficial.

A menos de una semana de las elecciones internas del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) de la Capital Federal, la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones de Trabajo sacudió la vida interna del sindicato con mayor número de afiliado en el país. Por unanimidad ratificó el fallo de primera instancia que anuló la reunión de Comisión Directiva de esa organización en la que se resolvió la convocatoria a la asamblea gremial que definió a los integrantes de la junta electoral que fijó la fecha de las elecciones internas y los lugares de votación.

La medida es un pedido del candidato de la lista opositora Granate, Ramón Muerza, que impugnó la reunión porque, dice, no fue notificado de su convocatoria. Desde el sector de Armando Cavalieri, uno de los pesos pesados de la CGT, aseguraron que el actual secretario de Organización del SEC "hace mucho que no participa de las reuniones de Directiva" y consideraron que era "previsible" un escenario como el actual.

"Muerza apeló de manera constante a maniobras judiciales para entorpecer el proceso electoral interno", dijeron desde el entorno del "Gitano" y enmarcaron el fallo en "las distintas presentaciones y denuncias que se dieron en los últimos dos meses, que evidencian un claro propósito de evitar y eludir el acto electivo".

"Casualmente la medida, igual que otras anteriores, salió sobre la fecha de las elecciones", señalaron tendiendo un manto de sospechas sobre el momento y la forma del fallo que respondería a un apoyo implícito de un sector de Cambiemos al candidato opositor.

Muerza, por su parte, festejó el fallo judicial dado que ve en esa medida "la posibilidad de realizar elecciones prolijas y transparentes". En los últimos meses, la lista Granate hizo varias presentaciones judiciales por supuestas irregularidades en los padrones e impugnó la Asamblea Extraordinaria realizada en julio que, aseguran, cambió de lugar a último momento.

 "La convocatoria original era en Parque Norte, un lugar que denunciamos porque no cumplía con las condiciones para recibir a todos los afiliados. Entonces la gente de Cavalieri trasladó la asamblea al parque Tierra Santa, una dirección que no coincide con la de la convocatoria oficial, y adelantó dos horas el inicio", explicaron desde el entorno de Muerza. 

Desde el oficialismo rechazan la denuncian y aseguran que la asamblea sesionó con normalidad en Parque Norte y anticipan que el fallo de Cámara será apelado en los próximos días.

La pelea por las elecciones internas sucede en un momento de crisis del sector signado por la caída sostenida del consumo que implicó una reducción drástica de personal en importantes cadenas como Carrefour Walmart que anunciaron el cierre de algunos de sus principales locales. 

El fuego cruzado entre Cavalieri y Muerza, dos dirigentes que durante décadas trabajaron juntos hasta la ruptura un año atrás, se encendió durante las últimas semanas y se replicó en las calles. De manera inédita, el actual secretario general del SEC y de la Federación inundó las sedes de la Obra Social del sindicato con mesas de propaganda de la Lista Azul, en paralelo a que se desató una guerra de pintadas en los muros de Capital y el conurbano.

El sector de Muerza, muy activo en las redes sociales, denuncia una campaña sucia contra el líder opositor a quien el oficialismo vincula con el empresario Alfredo Coto y a un sector de Cambiemos.

Lo cierto es que las elecciones en Comercio traen detrás una interna silenciosa dentro oficialismo nacional que juega su propio partido. Así como Muerza no reniega de su buena relación con Horacio Rodríguez Larreta y acusa a Cavalieri de pactar con Jorge Triaca una paritaria a la baja, el Gitano reconoce su buena sintonía con el ministro de Trabajo pero cree que, detrás de los fallos judiciales favorables para su rival, está la mano del jefe de gobierno porteño.

La caída en desgracia Triaca, que se hizo carne en la degradación de su cartera de ministerio a secretaría, y el posicionamiento de Dante Sica por encima del ex ministro coinciden con la estrategia que, puertas adentro, planteó el alcalde porteño como una fórmula para salir de la crisis.

Según esta ecuación, el ascenso de Sica sería una mala noticia para Cavalieri. Se verá. Lo cierto es que el nuevo escenario abierto por el fallo de la Cámara Laboral envalentonó a los opositores y provocó que corrieran decenas de versiones sobre supuestas declaraciones de Sica en las que le advertía al actual titular del gremio que se abstuviera de continuar con las elecciones. Fuentes gremiales sí confirmaron que el ministro y el candidato opositor se reunirán esta semana para conversar sobre la situación de los comicios, lo que volverá agitar las versiones sobre una intromisión del Gobierno en la vida interna de uno de los principales gremios del país.

Coment� la nota