Caló advirtió que se vienen "tiempos difíciles" y pidió "defender el modelo"

El jefe de la CGT oficialista se mostró preocupado por el futuro, aunque reivindicó la gestión kirchnerista; hace unos meses había dicho que "la economía está estancada"

Por Nicolás Balinotti |

Antonio Caló se sinceró ante su propia tribuna : llamó con vehemencia a defender los puestos de trabajo porque "se vienen tiempos difíciles", y pidió "defender el modelo económico que los hizo crecer".

Esquivó cualquier referencia a los vaivenes inflacionarios y negó las presiones oficiales para cerrar paritarias por debajo de los pedidos sindicales. Así, después de una semana en la que se tensó el vínculo entre la CGT y la Casa Rosada por diferentes frentes de disputa, Caló retomó ayer su curso normal : habló como un kirchnerista más.

"Eran tristes los días del trabajador hasta que llegó Néstor Kirchner. Había desaparecido el ritual del fútbol y el asado con los compañeros de fábrica, pero ahora eso se recuperó. Y esta CGT nació para que no perdamos el rumbo y no nos desviemos como pasó con otra gente. Asumí la responsabilidad para defender los puestos de trabajo de esta década ganada", dijo Caló durante un acto en la sede porteña de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

Antes de Caló, el dirigente Juan Palacios, del gremio de Comunicaciones, advirtió también sobre nubarrones en el horizonte. "Se vienen tiempos difíciles y de lucha. Fue fácil manejar la CGT en épocas de abundancia. Ahora hay que poner el pecho. Ése es nuestro deber y el de los jóvenes", expresó.

Caló fue la figura principal de un encuentro organizado por la Juventud Sindical para conmemorar el Día del Trabajador. El jefe de la UOM recordó sus inicios como delegado metalúrgico cuando era un adolescente y evocó en varios oportunidades al ex presidente Juan Domingo Perón. Y en un rapto de euforia, se arriesgó a comparar a Néstor Kirchner con el fundador del peronismo.

Apenas unos minutos antes, por medio de un video editado por la Secretaría de Cultura de la CGT, se había echado una mirada retrospectiva sobre las conquistas de los trabajadores, en las que también se había trazado un paralelismo entre Perón y Néstor Kirchner. La presidenta Cristina Kirchner tuvo una fugaz aparición, con un mensaje que data de hace más de tres años. Corrieron por las pantallas otras imágenes que provocaron el abucheo fácil del auditorio, como la represión en tiempos de dictadura o el rostro del ex presidente Carlos Menem. Esta última foto tal vez generó algo de incomodidad entre la cúpula de la CGT, ya que un puñado de sus dirigentes más jerárquicos se desempeñaron como funcionarios menemistas durante la década del 90.

Tras el video, Caló valoró la vigencia del legado de Perón y llamó a defender al actual modelo económico. Argumentó su prédica con las estadísticas de la UOM: "En 2001 teníamos 50.000 afiliados y el gremio estaba a punto de irse a la quiebra. Hoy tenemos 250.000 afiliados y discutimos aumento de salarios". Y se entusiasmó después del repiqueteo de bombos y de los aplausos: "En otras partes del mundo hay sólo desocupación. En España, Inglaterra y Norteamérica no hay futuro. Acá sí hay trabajo". El 14 de febrero pasado, Caló había alertado sobre un estancamiento de la economía y el aumento del costo de vida. "Cuando la economía de los gremios no se mueve significa que la economía [del país] está estancada. Estamos preocupados porque en la UOM no se movió el amperímetro en la recaudación", había dicho.

Caló reapareció ayer en un acto público tras días de un incómodo silencio por diferentes frentes de disputa que aún hoy la CGT mantiene abiertos. En reserva, durante una charla con sus colegas del consejo directivo, manifestó su preocupación por la huelga de los choferes de larga distancia del gremio de la UTA y por lo "trabadas" que asoman la mayoría de las paritarias. "El Gobierno marcó un límite: 24%. No quieren subas mayores a esas", se lo escuchó en un pasillo. También exhibió su inquietud por la millonaria deuda que el Estado mantiene con las obras sociales sindicales.

Pero subido al escenario, Caló evitó ayer el conflicto. Eligió dar un giro y mostrar fuertes gestos de alineamiento con el Gobierno..

Comentá la nota