La CGT de Caló avaló la propuesta de paritarias anuales pero reclamará más fondos para obras sociales

La CGT de Caló avaló la propuesta de paritarias anuales pero reclamará más fondos para obras sociales
La cúpula de la central obrera acordó compartir el planteo de la presidente Cristina Kirchner pero advirtió que pedirá una suba del piso de Ganancias y ajustar los recursos destinados a las obras sociales en base a la inflación

La CGT oficial que conduce el metalúrgico Antonio Caló manifestó ayer su respaldo al modelo económico del Gobierno y avaló la posición gubernamental de la discusión anual de paritarias, pero la condicionó a mayores desembolsos de recursos para las obras sociales sindicales.

La mesa chica de la entidad cegetista afín al Gobierno también consensuó reclamar el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias así como apoyar el pedido de los docentes en la paritaria nacional para un aumento importante en el salario mínimo de ese sector, que reclama una suba del 66%.

En tanto, con el argumento de que luego de la fuerte devaluación los costos por tratamientos y medicamentos se dispararon, la central obrera le exigirá al Gobierno ajustar los fondos destinados a las obras sociales en un porcentaje superior al de la inflación y del cierre de las paritarias, publicó el diario Ámbito Financiero.

Ese costo, subrayaron fuentes gremiales al matutino, es el que deberá evaluar el Ejecutivo a cambio de tener garantizada la negociación anual y no desdoblada, y con una pauta cercana al 25 por ciento, como reclama la Casa Rosada.

Estas definiciones surgieron tras la reunión ayer del consejo directivo de la CGT. encabezada por Caló, que se reunió en la sede de Smata, ubicada sobre la avenida Belgrano 655, de la Capital Federal.

"Esta CGT acompaña este modelo económico y rechaza los aumentos desmedidos. Los trabajadores no formamos los precios y el Gobierno tampoco", afirmó Caló, quien propuso a sus colegas de la central obrera colaborar en el control de precios, aunque detalló que "los compañeros lo que van a hacer es controlar los tickets".

Previamente, al ingresar al cónclave, el metalúrgico lanzó su coincidencia con el discurso de la presidente Cristina Kirchner, al afirmar que en los últimos días "efectivamente hubo un golpe económico, que es como un golpe de Estado".

Tras la reunión, Caló confirmó lo dicho, aunque aclaró que fue a título personal: "Yo como ciudadano y dirigente gremial tengo derecho a decir que hubo un intento de los formadores de precio y del poder concentrado de desestabilizar al gobierno. Esto lo dice Caló y me hago cargo, y no tengo que consultarlo con nadie", enfatizó.

Por otra parte, Héctor Daer (Sanidad) informó que "el consejo directivo sigue acompañando un reclamo en el sentido que el sueldo docente no quede por abajo del mínimo, vital y móvil sino que haya un piso decoroso".

Finalmente, Caló aclaró que su gremio, la UOM, "no va a adelantar las paritarias" sino que anticipará la discusión con el sector empresarial "para ver qué vamos a hacer en abril".

Asimismo, el jefe de la CGT oficial confirmó que "a partir de la semana que viene" se reunirán con la titular de la Superintendencia de Salud, Liliana Korenfeld, acerca de la deuda que la Nación mantiene con las obras sociales sindicales para exigir ese aumento en la entrega de fondos así como la regulaización de la deuda que Nación mantiene con las obras sociales sindicales.

Del encuentro, además de Caló, participaron el anfitrión Ricardo Pignanelli (SMATA), Omar Viviani (taxistas), Héctor Daer (Sanidad), José Luis Lingeri (Aysa), Gerardo Martínez (UOCRA), Alberto Roberti (petroleros), Romildo Ranú (vestidos) y Noel Ruiz (modelos) entre otros.

Comentá la nota