Caló felicitó a Moyano por la decisión de suspender nuevas medidas de fuerza

El titular de la CGT aseguró que hay reuniones entre las distintas fracciones obreras con vistas a una posible unidad sindical.

El titular de la CGT, Antonio Caló, saludó ayer la decisión adoptada 24 horas antes por el sector encabezado por Hugo Moyano en relación a congelar la convocatoria a un nuevo paro general. "Si los compañeros entendieron que no era el momento de hacer una medida de fuerza, yo los felicito", señaló el dirigente durante un impasse de su participación en un acto por el Primer Consejo Nacional de Formación Continua de Empleo junto a funcionarios y empresarios.

En diálogo con Tiempo, el metalúrgico confirmó acercamientos recientes con el moyanismo para negociar la unidad. "Algunos muchachos se han reunido, están hablando. Yo no he participado, no tengo tiempo, tengo un montón de actividades. Pero los muchachos que han participado están facultados para buscar la unidad del movimiento obrero. Siempre lo dije: si para la unidad del movimiento obrero nos tenemos que ir los tres que estamos en la CGT (en alusión a Moyano, Barrionuevo y el propio Caló), tenemos que ser inteligentes, dar un paso al costado y dejar que se haga la unidad. Es lo más saludable que le pueda pasar al movimiento obrero", afirmó.

A la hora de elegir un sucesor para conducir la unidad, Caló dijo que entre los dirigentes gremiales hay muchos capacitados para el cargo, con buenas intenciones pero "distintas metodologías". "Yo no bendigo a nadie, no soy el Papa", resumió. Respecto de la agenda de reclamos, el dirigente anticipó que el gremio que encabeza se encuentra hoy trabajando en un proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias. "El espíritu es volver a cuando nació esa ley, que la tablita no sea la actual y que el trabajador que tenga que pagar Ganancias tenga un sueldo por arriba de 35.000 pesos", indicó, si bien aclaró que la iniciativa será presentada como perteneciente al gremio metalúrgico y no a la CGT.  En medio de una caída de la actividad, aseguró que la UOM registró 14.000 suspensiones y 3500 retiros y "despidos por goteo" en lo que va del año, y que hoy estará en Tierra del Fuego haciendo gestiones por la baja de 3000 contratos temporarios. "Vamos a hablar con las empresas, a ver qué perspectivas tienen para el año que viene.  A lo mejor no ahora, pero tratar de darle una garantía para el año que viene", anticipó.

En relación al escenario electoral, Caló anticipó que la "CGT es imparcial y no tiene candidato político". "Antes, cuando funcionaba el gremialismo verdadero estaban las 62 organizaciones gremiales que eran peronistas. Ahora eso no está formado, entonces cada sindicato irá detrás del candidato que le convenga, pero no como CGT".

–¿Qué candidato va a apoyar la UOM?

–Me reservo.  «

Comentá la nota