Caló, inapetente con la parrillada de Barrionuevo: "Me gusta el pescado"

Caló, inapetente con la parrillada de Barrionuevo: "Me gusta el pescado"
El líder de la CGT oficialista Antonio Caló minimizó el alto voltaje político que promete la reunión que encabezarán Hugo Moyano y Luis Barrionuevo el próximo lunes en Mar del Plata.
Ante la duda de las presencias de Daniel Scioli y Sergio Massa en ese cónclave opositor, ahora el jefe de la UOM salió al cruce de las declaraciones previas de algunos sindicalistas invitados.

"Leo los diarios y me asustó porque para algunos parece que el país estuviese incendiado", afirmó Caló en diálogo con Radio América. "La unidad del movimiento obrero se hace juntándose y hablando, no por medio de un asado", agregó el metalúrgico, quien aclaró -sin que haga falta- que no recibió invitación del camionero ni del gastronómico. "A mi nadie me invitó a ningún asado. No me gusta el asado, me gusta el pescado", dijo irónico.

En disidencia parcial se expresó el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, que todavía permanece en la CGT de Caló con voz crítica. "Este lunes iré a Mar del Plata, los dirigentes tenemos que escuchar y unirnos porque la unidad hace a la fuerza", estimó el dirigente, que con el ferroviario Omar Maturano prometieron asistencia a la parrillada.

"No me separé de la CGT de Caló, pero no comparto este silencio (de Cristina de Kirchner) y me preocupa porque hay cinco centrales y deberíamos juntarnos todos porque el Gobierno no escucha ni a una ni a la otra. Necesitamos un movimiento obrero unido que defienda los derechos de los trabajadores. Sólo con la unidad vamos a conseguir respeto en todos los sentidos", dijo a Radio El Mundo.

El asado sindical en el hotel Uthgra Sasso de Punta Mogotes es un clásico de Barrionuevo de todos los años. Para esta ocasión se cursó participación a Scioli y Massa, pero también a José Manuel De la Sota. El cordobés fue el único que confirmó que asistirá con Claudia Rucci.

Los bonaerenses se debaten puertas adentro con colaboradores y consultores sobre el impacto de una foto de ese tamaño. Massa cree que una foto con Scioli beneficia al gobernador. El gobernador cree que una foto con Massa (y Moyano y Barrionuevo) perjudica a la "pata" kirchnerista que lo acompaña. Moyano y Barrionuevo creen que ninguno tiene coraje para sacarse una foto con ellos. Lo cierto es que a lo largo de la semana ese cónclave subió en cotización, generó expectativa y elevó las tensiones políticas en el peronismo pejotista y sindical. Es que se espera escuchar en los salones minimalistas del Sasso durísimas críticas al Gobierno y la Presidente.

Comentá la nota