Caló minimizó su estado de salud: "Comí un asado que tenía mucha sal"

El jefe del UOM, Antonio Caló, ratificó su candidatura a la CGT oficialista y reiteró que el cuadro de hipertensión que padece no es un impedimento para desempeñar el cargo de secretario general de la central obrera paralela a la de Hugo Moyano.

"Estoy a disposición de los compañeros. Si consideran que Caló tiene que conducir la CGT, Caló está a disposición. Por ahora, estoy apto para cumplir mi función", dijo Caló en diálogo con Radio Splendid.

En medio de la tensión política por la quíntuple fractura del sindicalismo, el metalúrgico minimizó los efectos de su enfermedad y reveló el motivo por el cual el fin de semana pasado fue atendido por médicos de urgencia. "Sufrí un pico de presión porque comí un asado que tenía mucha sal", confesó.

Caló no mostró resistencia a que convivan al menos cuatro centrales obreras (dos CGT y dos CTA) y evitó hablar de unidad, como plantearon en las últimas Luis Barrionuevo y Facundo Moyano. "Soy respetuoso de los demás compañeros, son todos dirigentes gremiales que luchan por el bien de los trabajadores. Acá hay una ley que dice que tiene que haber una CGT única, pero cada uno elige con libertad. No me parece mal que haya tres o cuatro representaciones sindicales. En Brasil hay cuatro, en Francia hay tres y funciona bien", consideró en la entrevista radial.

El dirigente gremial pidió "respetar" a los trabajadores sindicalizados que "quieren que los represente Moyano", como así también a "quienes quieren que los represente (Hugo) Yasky o (Pablo) Micheli".

A Moyano lo calificó como "un buen compañero" y destacó que "siempre los derechos de los trabajadores". "Sería hipócrita si no reconociera que luchó toda la vida por los derechos de los trabajadores. Moyano tiene la misma cantidad de años que yo en el gremialismo. Es un gran dirigente", concluyó.

Por otra radio, el diputado nacional del FpV e hijo del camionero Facundo Moyano advirtió que en los últimos días se ven "contradicciones" entre los gremios antimoyanistas y abogó por la unidad de la central.

"Siempre desde la CGT de Hugo Moyano, que es la única, se tuvo la voluntad de unidad, siempre estuvo abierto al diálogo para plantear la unidad y de hecho está planteando", advirtió el titular del sindicato de empleados de peajes, que este jueves levantó las barreras en autopistas para exigir el pago de sueldos.

"La agenda del movimiento obrero es toda la misma, la misma que dijo Moyano el 15 de diciembre del año pasado La mayoría de las organizaciones se han dado cuenta que ellos tampoco van a ver respuestas. Se preguntan, de qué sirve sentarse en primera fila para aplaudir a la Presidenta si tampoco vamos a tener respuesta. Si la plata de las obras sociales no la van a dar, si el mínimo no imponible no lo van a modificar, si el salario familiar no lo van a pagar", aseguró.

Comentá la nota