Caló negocia ahora con Techint y más gremios firman el 27%

Caló negocia ahora con Techint y más gremios firman el 27%

A medida que crece la conflictividad con el sindicalismo opositor a partir del límite que impuso el Gobierno a los porcentajes de aumento salarial, Antonio Caló, jefe de la CGT alineada con la Casa Rosada, intentará escenificar cierta armonía paritaria cuando comience hoy a negociar con el poderoso Grupo Techint.

Sin demasiado misterio, Caló reclamará para la rama siderúrgica el mismo porcentaje que logró para la metalúrgica: un 27,8 por ciento a pagarse en dos cuotas. El pedido del líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) difiere de las exigencias de los camioneros de Hugo Moyano, que formalizarán hoy su demanda por un 35%, o de la de los bancarios, que van por un piso de 30% más compensaciones por las quitas del impuesto a las ganancias (ver aparte).

"La idea es repetir lo que acordamos la semana pasada. No puedo hacer pronósticos de cómo se va a desarrollar, aunque espero que haya conciencia de la parte empresaria", dijo Caló en una entrevista con LA NACION y otros medios.

La suba salarial de la UOM con las empresas del Grupo Techint se negocia por fuera de la paritaria con las seis cámaras metalúrgicas. A diferencia del trato con Adimra, que requirió semanas de tensa negociación, se espera ahora un acuerdo más veloz y de más fácil entendimiento. Cerca del líder de la CGT oficialista se entusiasman con que se alcance un trato antes del 9 de junio. Nada es casualidad: para ese día está previsto el paro nacional del transporte y de las centrales opositoras.

Con Adimra, la negociación de la UOM estuvo guiada por cómo favorecer a la categoría inicial, cuyo ingreso pasará a ser de $ 8160 a partir del 1° de julio gracias a la eliminación de la categoría de operario raso. Con Techint, será al revés: la UOM cuenta en las empresas del grupo con afiliados de altos ingresos, con sueldos promedio entre 20.000 y 25.000 pesos. Allí, a diferencia de la paritaria con las metalúrgicas, Caló intentará conseguir un pago extra o un bono de fin de año. En 2014 lo consiguió, con montos diferentes según la empresa.

Si bien el desenlace de la negociación parece cantado, hay un antecedente reciente que obliga a prestar atención a los detalles del futuro acuerdo. El año pasado las empresas siderúrgicas se negaron a replicar tal cual el trato paritario que había firmado la UOM en el Ministerio de Trabajo con las metalúrgicas. Por entonces, las diferencias empujaron al gremio a un inusual terreno de conflictividad: protestó durante semanas con un acampe en la puerta de las oficinas de Ternium y Siderar, en Alem 1067. Esta vez, Caló proyecta ahora una definición sin sobresaltos.

OTRAS PARITARIAS

En línea con los aumentos salariales en torno a un 27%, como ordenó el ministro de Economía, Axel Kicillof, otros sindicatos oficialistas apuestan a cerrar su paritaria esta semana. En la lista de espera están la Asociación del Personal Legislativo, los estatales de AySA y la Unión Ferroviaria, que había postergado en enero su aumento anual para junio con un pago a cuenta de $ 2000 a $ 3750, según la categoría.

Pero también habrá negociaciones pendientes con gremios vinculados a las centrales opositoras. Moyano comenzaría las charlas formales con la Federación Argentina de Entidades Empresarias de Autotransporte de Cargas, adonde ya se dirigió con un pedido por escrito: una suba de 35%. También el jefe gastronómico, Luis Barrionuevo, está en plena pulseada: apuesta a cerrar por encima de 30%. Por un sendero similar se encaminan los tratos del Sindicato de la Alimentación y el de los aceiteros, que está de paro hace tres semanas.

HOY Y MAÑANA NO HABRÁ BANCOS

La Asociación Bancaria (AB), el gremio que agrupa a los trabajadores del sector, activará hoy y mañana un paro sectorial con movilización en reclamo de un aumento salarial por encima de 30% y por la compensación de las quitas del impuesto a las ganancias. La negociación salarial ya alcanzó un récord: lleva 150 días y aún no se alcanzó un acuerdo.En el último encuentro con los empresarios, el gremio rechazó la oferta de una suba de 27% y se quejó porque no se ofreció ningún mecanismo para reparar Ganancias. Si no cierra la paritaria antes del 9 de junio, Sergio Palazzo, jefe de la AB, adherirá al paro del transporte.

Comentá la nota