Caló no obtuvo respuestas

La CGT oficialista pasó por la Casa Rosada para debatir sobre Ganancias
El Gobierno dialogó anoche con la CGT oficialista que encabeza Antonio Caló sobre una eventual suba en el umbral del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. Aunque los gremialistas oficialistas no se llevaron ninguna promesa firme de la Casa Rosada.

No se precisó de cuánto será el aumento del piso del tributo. Actualmente, lo pagan todos los trabajadores solteros a partir de sueldos de $ 5782 y los casados con dos hijos a partir de sueldos de $ 7998. Ayer, Hugo Moyano, de la CGT opositora, planteó que la suba "no debería ser menor al 40% por la inflación y por los dos años sin actualizaciones".

Caló destacó la necesidad de subir el piso del tributo antes de que comiencen las negociaciones paritarias. Lo hizo anoche en la Casa Rosada durante el encuentro que mantuvo con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. El dirigente Héctor Daer (Sanidad) dijo ayer que es necesario que el tributo "impacte en los salarios muy altos y se cambie la ponderación porcentual a partir de que se empieza a pagar el impuesto, como pasa hoy".

Además, a través de un proyecto elaborado por el docente Horacio Ghilini, se plantea una actualización periódica del impuesto, como si fueran las paritarias, y que se evite una reducción en términos reales de los ingresos. También que se contemple la inflación real.

La CGT oficialista también pidió debatir el año que viene con el Gobierno una ampliación de los topes para los beneficiarios de las asignaciones familiares. El deseo de los sindicalistas es universalizar el ingreso, pero no recibieron hasta el momento señales concretas de que puedan obtenerlo. También se avanza para intentar congelar los precios de la canasta básica de alimentos. Pero hasta ahora, no hay nada concreto..

Comentá la nota