La CGT de Caló pide al Gobierno un plan global para frenar los precios

La CGT de Caló pide al Gobierno un plan global para frenar los precios
La entidad creen que el congelamiento de precios por 60 días es insuficiente y espera medidas más de fondo. Insisten con un piso del 25% para salarios y piden por asignaciones

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

Sin ocultar su malestar por la exigua mejora en el mínimo no imponible de Ganancias y la falta de respuestas oficiales por la suba de asignaciones familiares y la distribución de fondos a las obras sociales, la mesa chica de la CGT que conduce Antonio Caló se reunirá hoy para analizar la marcha de las primeras discusiones salariales y reclamar al Gobierno la implementación de una estrategia global para controlar la inflación, tras evaluar como insuficiente el congelamiento de precios por 60 días anunciado la semana pasada por el Ejecutivo.

El encuentro de la primera línea de la central más afín a la Casa Rosada, que tendrá lugar desde las 16 en la sede del gremio porteño de Luz y Fuerza, también servirá para que los dirigentes evalúen el futuro de la relación de la entidad con la administración kirchnerista, en especial después de la bronca que generó entre los gremios del sector el sorpresivo anuncio de la suba del 20% en el piso de Ganancias. En esa línea, durante los últimos días hubo algunos gestos de referentes de la central que parecieron alentar la posibilidad de un acercamiento con la CGT de Hugo Moyano, aunque desde el entorno de Caló rechazaron de cuajo esa alternativa. “Nadie está pensando en serio en aliarse con Moyano, aunque hay que dar algunas señales de independencia”, admitió un referente cegetista y remarcó la necesidad de “atender” el inocultable malestar de varios dirigentes de la entidad con la Casa Rosada.

Desde ese objetivo, la charla de hoy de la mesa chica se concentrará en el análisis de los anuncios por Ganancias y sobre todo del reciente acuerdo de congelamiento de precios por dos meses y su impacto en las negociaciones salariales. Sobre el congelamiento, en la entidad consideran como un hecho positivo que el Gobierno haya reconocido públicamente el problema de la inflación, pero advierten que es necesario un plan global para contener la suba de precios. “Esto solo no alcanza, es apenas un parche que genera gran preocupación sobre lo que puede suceder el día 61”, señaló otro gremialista.

De cualquier forma y mientras aguardan los próximos movimientos del Ejecutivo, en la central descartan que los recientes anuncios vayan a forzar una revisión por parte de los gremios de sus demandas salariales. Al respecto, tres dirigentes coincidieron en señalar que el piso de los aumentos se ubicará en el 25%, varios puntos por encima del techo del 20% imaginado por el Gobierno. El reciente cierre de la paritaria aceitera, que estableció incrementos de entre el 22% y 25% según las diversas categorías de la actividad, reforzó la posición de la dirigencia cegetista, que aguarda para las próximas horas la definición de la paritaria docente.

Además de Caló y el dueño de casa, Oscar Lescano, de la reunión de esta tarde participarán los dirigentes Omar Viviani (taxis), Héctor Daer (Sanidad), Gerardo Martínez (Uocra), Ricardo Pignanelli (Smata), Andrés Rodríguez (Upcn), Armando Cavalieri (Comercio) y Jorge Lobais (textiles), entre otros dirigentes.

Comentá la nota