Caló prepara los pedidos para la Presidenta

En la reunión, la CGT pedirá participar de la reforma laboral e integrar organismos

La foto que pretendía el sindicalismo oficialista se realizará el lunes. Salvo algún imprevisto de último momento, la presidenta Cristina Kirchner recibirá pasado mañana a la mesa chica de la CGT oficialista, que conduce el metalúrgico Antonio Caló.

En el encuentro -gestionado por el líder del gremio de la construcción, Gerardo Martínez-,los gremialistas le agradecerán a la Presidenta la decisión de eximir el medio aguinaldo del pago de Ganancias y le pedirán participar, con voz y voto, en la reforma laboral que el Gobierno planea llevar adelante en 2015.

Voceros de la central obrera aseguran desconocer la profundidad de los cambios todavía en estudio. Están seguros, en cambio, de su intención de plantear la normalización de la seguridad social o una reforma impositiva integral, que aligere las cargas de aquellos que perciben sueldos con poda impositiva.

El argumento está en línea con la manifiesta "obligación moral" de derogar toda aquella legislación laboral de la última dictadura militar, como planteó días atrás el diputado Héctor Recalde, cuando adelantó algunos de los puntos que evalúan en el oficialismo.

Además, le plantearán a la jefa del Estado la necesidad de democratizar algunos organismos públicos como el PAMI -Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados-, la Anses y la Superintendencia de Servicios de Salud. Se refieren a normalizar la conducción de esos espacios, a través de la constitución de sus consejos consultivos, en los que además de representantes del Estado, la ley estipula que haya delegados de los trabajadores.

La reunión llega después de que Caló reconociera que este año "hubo una pérdida real del salario", por lo que afirmó que "todos los gremios perdieron plata", aunque advirtió que "decir que hay 40% de inflación es una barbaridad".

Tras la decisión del gobierno nacional de eximir al medio aguinaldo del pago de Ganancias, el metalúrgico sostuvo que conseguir ese beneficio "no fue fácil" y precisó que mantuvo reuniones con distintos ministros, por más de dos meses, para llegar a este acuerdo.

Y en un guiño a la Presidenta, también apuntó contra los sindicatos "que dicen que hay que pedir 40% de aumento en diciembre, cuando las paritarias son en marzo". Y agregó: "Eso es fomentar la inflación"..

Comentá la nota