CGT Caló respaldó al kirchnerismo y pidió correcciones

CGT Caló respaldó al kirchnerismo y pidió correcciones
Luego del resultado electoral de las primarias, la CGT oficialista que lidera Antonio Caló lanzó un fuerte respaldo al kirchnerismo, aunque recomendó "corregir" y "ajustar" los errores de campaña y "trabajar en lo que falta hacer".
"El Frente para la Victoria ha hecho una muy buena elección. Si contamos los diputados que posiblemente, según se analiza, se puede mantener la misma cantidad o tener uno o dos diputados más", consideró el titular del sindicato de peones de taxi, Omar Viviani.

Sin embargo, para Viviani el segundo lugar en la provincia de Buenos Aires "es un mensaje del pueblo" que el oficialismo debe atender. "No es para ponerse nervioso, para suicidarse en masa, hay que seguir trabajando como se está haciendo hasta ahora", enfatizó el líder de los choferes en diálogo con Radio 10.

Según evaluó Viviani, la pérdida de votos del FpV en comparación con 2011, también es un mensaje al Poder Político. "Estamos mejor que en 2003, no hay dudas, pero la gente quiere vivir mejor y exige más cosas. Es una cuestión humana lógica. Si hay otras fuerzas o candidatos que a la sociedad le proponen otra cosa para mejorar el estándar de vida, la parte que les ha creído los ha votado, y supongo que va a ser lo mismo en octubre, pero no es para rasgarse las vestiduras", apaciguó el gremialista.

En la misma línea se expresó el titular del sindicato de mecánicos, Ricardo Pignanelli. "Hay que ajustar algunas cosas, muchos muchachos se creyeron que ganaba desde no caminar. Hay que caminar más, estar con la gente. Cuando toca gobernar hay un desgaste lógico, hay mucha tarea por hacer, faltan dos años y hay que seguir apoyando al Gobierno, es clave eso", sostuvo Pignanelli en declaraciones a Radio América.

Para el jefe de SMATA, "todos sabemos" lo que hace falta cambiar, incluido el Gobierno nacional. "Ojalá podamos eliminar la inseguridad por arte de magia, pero hay que hacerlo dando educación y trabajo", estimó y justificó al Ejecutivo. "Lo que no hace no es porque es perverso, sino porque no encontró el camino o la forma de hacer un montón de cosas".

Al igual exintendente de José C. Paz, Mario Ishii, quien dijo que la derrota en la provincia de Buenos Aires "fue una tremenda cagada a palos", Viviani reconoció la derrota en 13 provincias. "Que nos dieron, nos dieron, no hay que hacerse el salame", advirtió y encomendó "corregir algunas cuestiones, trabajar en lo que falta hacer".

"En 2015 cuando haya elecciones presidencial si hay otros candidatos le proponen a la sociedad las soluciones que este Gobierno a lo mejor no le ha podido dar, y lo votan, acompañaremos a los que ganen, porque no tenemos por qué ser enemigos de nadie", estimó el líder de los taxistas, quien no descartó que Sergio Massa se postule ahora para luego llegar a la Casa Rosada.

Viviani destacó asimismo al titular del gremio de Sanidad, Héctor Daer, integrante de la CGT oficialista y candidato a diputado nacional del Frente Renovador, y evitó cuestionamientos al intendente de Tigre. "Massa venía trabajando para esto, no hay que desconocer que es hábil y que ha juntado muchos intendentes que no han estado de acuerdo con las política del Gobierno o del gobernador", analizó.

Pignanelli cree que después de octubre no va a cambiar el mapa del Congreso. "Tenemos que seguir apoyando la gobernabilidad por dos años más, recordemos que en octubre de 1998 hubo una interna que perjudicó al país porque ganó la Alianza, de lo cual hoy nadie habla, pero que nos dejó la secuela que hoy tenemos encima", recordó.

Para el mecánico, "cualquiera sea el resultado después de octubre hay que seguir apoyando al Gobierno, no digo no reclamarle, pero seguir apoyando y después de dos años que la gente elija qué camino tomar, pero que no aparezca una nueva Alianza que termine tirando por la borda el sacrificio de los últimos 10 años de los laburantes", remarcó.

• Unidad

Tanto Viviani como Pignanelli se refirieron a la posibilidad de que luego de las elecciones la CGT de Caló y la de Hugo Moyano se vuelvan a unificar.

"El movimiento unido hubiera servido de palanca para hacer un montón de cosas más, el Papa me dijo que el movimiento obrero debe estar unido, los dirigentes obreros tienen que tener un solo camino", estimó el mecánico.

"(La unidad) está latente y hay que trabajarla, quizás se logre después de octubre si Dios quiere", afirmó el taxista.

Comentá la nota