Caló, sobre las paritarias: “Tenemos que recuperar lo que se comió la inflación”

El jefe de la CGT oficialista afirmó que "el salario sufrió un gran deterioro". Además, reveló detalles de su encuentro con el papa Francisco.
Con la depreciación del peso y una suba en los precios sin techo en el futuro cercano, el jefe de la CGT alineado a la Casa Rosada, Antonio Caló, encendió la alarma. El metalúrgico advirtió que buscarán recuperar "lo que se comió la inflación" y revertir "el gran deterioro" que registran los salarios.

El análisis crítico de la situación en la que se encuentra el país y el llamado de atención a la dirigencia nacional sorprende, al provenir de un sector afín al oficialismo. "Esperamos revertir la situación a través de las paritarias en marzo que tendrán como meta recuperar el poder adquisitivo que se comió la inflación y poder llenar el changuito como antes", expresó el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en una entrevista que publicó el diario La Capital.

Caló se refirió a las divisiones entras las centrales sindicales y aseguró estar dispuesto a una reunificación. "La iniciativa de unidad sindical siempre está presente y a veces se retrasa a pesar de que estamos de acuerdo cuando los problemas son los mismos", observó, al tiempo que indicó que las diferencias "son de enfoque y metodología".

"Algunos son partidarios de la creación de conflictos y otros somos dialoguistas, pero nos falta limar asperezas y deponer actitudes. Yo propongo que los tres secretarios gremiales renunciemos de verdad, demos un paso al costado para que asuman las nuevas generaciones", planteó.

El líder de la CGT también reveló detalles de su encuentro con el papa Francisco. "Me convocó a trabajar no por la unidad de los argentinos sino por el reencuentro a nivel político, gremial, empresario y estudiantil, porque el país lo necesita y la sociedad entera lo reclama", afirmó.

Las elecciones presidenciales de 2015 fueron otro de los temas a los que se refirió Caló. "(Los dirigentes gremiales) van a bregar por recuperar los espacios políticos", que -según observó- se fueron perdiendo.

"Ahora el político es independiente y no se siente atado al sindicalismo como antes. (Pero) no habrá solución política sin solución gremial y vamos por la recuperación por los puestos que el movimiento obrero ocupó en su tiempo", adelantó.

Comentá la nota