CGT de Caló y CTA de Yasky convocan a marchar el 1-M

La CGT, que conduce el metalúrgico Antonio Caló, y la CTA de los Trabajadores, que lideran Hugo Yasky y Claudio Marín, convocaron a movilizarse el próximo domingo 1 de marzo a la Plaza del Congreso "en apoyo a la presidenta de la Nación" y al "modelo político y social que reconstruyó el país y restituyó nuestros derechos", en el marco de la apertura de las sesiones ordinarias del Parlamento que encabezará Cristina de Kirchner.

En una solicitada, la central de Caló indicó que "en momentos en que los insoslayables valores de soberanía política, independencia económica y justicia social instalados por el general Juan Domingo Perón y la compañera Eva Perón y representados cabalmente en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner sufren a diarios los arteros embates de quienes pretenden regresarnos a la indignidad de la dependencia, el desempleo y la pobreza, los trabajadores debemos expresar una firme decisión de no permitir que unos pocos nos arrebaten lo que todos los argentinos hemos sabido recuperar".

La nota de la central obrera concluye afirmando que "sin trabajadores no hay patria". La solicitada lleva las firmas de Caló y de "los dirigentes del Movimiento Acción Sindical Argentino".

En tanto, la CTA de los Trabajadores se concentrará desde las 10.30 en la intersección de Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos.

"El discurso de la presidenta debe tener el marco de la multitudinaria movilización del pueblo para reafirmar el camino de las conquistas sociales iniciado en 2003 y sostenido con avances permanentes desde esa fecha", aseguraron los sindicalistas.

Añadieron que "es una cita ineludible de defensa de la democracia, en momentos en que los grupos de poder locales y extranjeros embisten para impedir que el gobierno legítimamente electo de Cristina desarrolle su mandato constitucional".

"La CTA defenderá lo conquistado y avanzará por lo que resta en unidad con todas las fuerzas nacionales, populares, democráticas y antiimperialistas de la Argentina", afirmaron Yasky y Marín.

Coment� la nota