La Cámara de Transporte impugnará el estudio de costos de la Unicén y amenaza con ir a la Justicia

La Cámara de Transporte impugnará el estudio de costos de la Unicén y amenaza con ir a la Justicia
“Es un verdadero disparate”, dijo ayer Daniel Albanese, presidente de la Cámara de Transporte, sobre el resultado del estudio de costos que realizó la Facultad de Ciencias Económicas de la Unicén.
“Por supuesto que lo vamos a infundar porque a todas luces no tiene nada que ver con la realidad; porque además para la Universidad hubo deflación. Es decir, en julio de 2012 le dio 4,48 el costo del boleto y ahora le da 3,91. Es un disparate, no resiste el menor análisis, por eso lo vamos a impugnar”, sostuvo en diálogo con El Eco Multimedios.

Tal como adelantó este Diario, profesionales de la casa de estudios llegaron a la conclusión de que cuesta 6,65 pesos transportar a un pasajero sin calcular el subsidio del Estado nacional, que es de 2,7 pesos. Por este motivo, se habla de un valor de 3,91 pesos, muy lejano a los 6,15 que pidieron los empresarios para el boleto plano.

Albanese confirmó que ayer se acercó a la Municipalidad a presentar una nota “pidiendo una reunión con la gente de la Universidad porque a todas luces es un disparate”.

Cuestionó que los profesionales de Ciencias Económicas llegaron a estos números porque “no conocen la metodología, no saben cómo aplicarla y han hecho una mezcla intermedia que dio cualquier cosa. Esto no sigue los dictados de la Secretaría de Transporte ni de la Dirección Provincial de Transporte”.

Desde su posición, sostuvo que la metodología que se debe utilizar para calcular el costo del boleto es “muy clara. Está normada por la Resolución 270 y es muy específica para el transporte. La verdad es que la Universidad no conoce nada de transporte, no hay una sola materia que se curse en la Universidad que tenga relación con el transporte y llegamos a estos resultados que le da menos ahora en 2014 que en julio de 2012. Un verdadero disparate en todo sentido”.

“Absolutamente

inválido”

Por otro lado, el presidente de la Cámara del Transporte afirmó que van a impugnar la totalidad del análisis que entregó la Unicén debido a que “al no seguir la normativa de la Secretaría de Transporte, es absolutamente inválido, no tiene validez, no hay manera de compararlo con nada”.

Y evaluó que “aun comparándolo con estudios anteriores de la Universidad, da menos ahora que hace dos años. Es un disparate. Hubo deflación para la Universidad. Es una cosa que no se entiende, pero estas son todas cuestiones técnicas que nosotros estamos en condiciones de desestimar, por supuesto, y llegado el caso iremos a otras instancias superiores y no descartamos ir a la Justicia también”.

En cuanto a los datos que utilizó la casa de altos estudios para elaborar las conclusiones, estimó que “los han recopilado de todos lados. Supongo que lo que refiere a salarios lo habrán pedido a UTA; lo que se refiere a kilómetros y demás se lo habrán pedido a la Municipalidad, y de todos lados. Pero el problema acá no son los datos, es la metodología. Ellos han utilizado un sistema por el cual es absolutamente inválido”.

Albanese agregó que “cualquier estudio racional no puede dar deflación en la Argentina de dos años para atrás. Es una locura. Estas son las cosas que hace la Universidad cuando se mete en temas que no conoce y va a estar bueno que puedan explicar ante quienes realmente conocen del tema cómo llegaron a esos resultados”.

En cuanto a las demoras para definir un incremento y las subas de los insumos, el empresario sostuvo que “alguien se va a tener que hacer cargo de los perjuicios que se les están ocasionando a las empresas”.

En este sentido, advirtió que “la Constitución de la Provincia es muy clara en este sentido y no me quiero adelantar, pero alguien se tiene que hacer cargo de los perjuicios que ocasiona. La Constitución establece que tienen que responder con el patrimonio personal, así que habrá que ver hasta dónde esto es aplicable”.

En este sentido, esgrimió que los perjuicios están vinculados a “distorsiones que tienden a ser, en el mejor de los casos, incorrectas; pero en el peor de los casos, absolutamente intencionales”.

Muy molesto, manifestó que es “probable” que la publicidad del trabajo de la Unicén tenga “intencionalidad” porque “el estudio mismo hace consideraciones políticas que están absolutamente fuera de lugar, porque lo único que le encarga el Municipio a la Universidad es un estudio de costos. Todo lo demás son consideraciones políticas que no tienen nada que ver. El estudio de costos es algo absolutamente técnico; no tienen porqué hacer ningún tipo de consideraciones políticas de nada, simplemente obtener el costo”.

Para cerrar, expresó que “a nadie se le escapa que hace mucho tiempo la Universidad funciona como un municipio paralelo, pero bueno, estas serán internas entre los distintos actores políticos. Nosotros venimos a ser acá el jamón del sandwich”.

Comentá la nota